Son las personas de la tercera edad las más vulnerables por la pandemia, al concentrar cerca del 65% de las defunciones totales. De las 3 mil 156 muertes reportadas por COVID-19 a nivel local, 2 mil 048, corresponden a personas de 60 años en adelante.
Al presentar el ISSEA el reporte técnico sobre el comportamiento de la pandemia, se pudo observar un incremento en las últimas 24 horas, sobre el número de víctimas mortales, correspondiente a 7 más, alcanzando un acumulado de 3 mil 156 defunciones. La cifra de casos acumulados también aumentó en 10, alcanzando en total 22 mil 928.
Cabe mencionar que en el análisis de mortandad por grupo etario, se pudo observar que la mayoría de las víctimas de la tercera edad se encontraban dentro del rango de 65 a 69 años, de edad, con 435, seguido de las 419 defunciones en personas de los 70 a 74 años.
Por su parte, las víctimas de 50 a 59 años han registrado un total de 580 muertes, así como 309 más, en personas dentro de los 40 a 49 años. En personas de 30 a 39 años se han contabilizado 134 defunciones, así como 59 en víctimas que contaban de 20 a 29 años. 18 fallecimientos más en personas de 10 a 19 años.
Finalmente, en infantes de 0 a 4 años, se han registrado 6 fallecimientos. Sin embargo, también han existido casos de grupos etarios en los cuales no se han registrado defunciones, tal es el caso de los niños de 5 a 9 años de edad