Aunque el año pasado se impulsó con buen resultado la plantación de girasol para la obtención de aceite que fue comercializado directamente a un industrial de la región, en esta ocasión, este proyecto no se hará realidad, puesto que se trata de un cultivo que requiere de maquinaria especializada, dio a conoce el secretario de Desarrollo Rural y Agroempresarial, Miguel Muñoz de la Torre.
Refirió que el año pasado fueron un par de productores en el municipio de El Llano, los que trabajaron con entusiasmo parte de sus tierras que regularmente utilizan para la siembra de maíz y frijol de temporal, ellos tuvieron buenos resultados y mercado para su cosecha de semilla de girasol, pero en esta ocasión todo ha sido más limitado.
De ahí que para este año el proyecto de sembrar girasoles se ha suspendido, en tanto que se promueven otros cultivos que también requieran menos agua, pero también menos maquinaria de tecnología, a campesinos temporaleros, y puedan seguir alternando su producción.
Mientras tanto, los programas de reconversión se siguen teniendo, aunque han sido más aceptados por aquellos que tienen riego, no tanto por los de temporal, en donde siguen sembrando mayoritariamente maíz y frijol, y en algunos casos se han atrevido a plantar nopal forrajero y algo de maguey, que son altamente resistentes a la falta de agua.
El plan que se tiene para los productores temporaleros es no descuidarlos y si por el momento, ellos están en espera del ciclo de lluvias, que se espera se presente a partir de este fin de semana, se debe trabajar arduamente con ellos para que se atrevan a combinar sus cultivos y no dedicarse exclusivamente a los granos básicos, que en la mayoría de los casos, los dedican para el autoconsumo.
El titular de la Sedrae expuso que han pasado dos años en que no se ha llegado a la media estatal de lluvia, que es de 520 mililitros, “tenemos la esperanza que este año el temporal llegue bueno y alcanzar al menos los 560 mililitros, para no sólo recuperar lo que se ha perdido de agua en las presas, sino que haya un ligero remanente.