Ante la pandemia, los proyectos de construcción de las nuevas viviendas deben considerar áreas mucho más ventiladas, más espacio para el distanciamiento entre las personas e incluso considerar que haya dos baños de servicio, así lo estableció el presidente del Colegio de Arquitectos de Aguascalientes, Ignacio Jiménez Armas.

El especialista afirmó que independientemente de la pandemia, los arquitectos tienen que visualizar que pueden venir otro tipo de enfermedades, por lo que en los nuevos proyectos arquitectónicos se deben dejar espacios con mayor aireación y áreas más amplias que garanticen que haya sana distancia entre las personas que habitan en las viviendas. “Sabemos que va de la mano el aspecto económico, si nos ampliamos más tiene un costo más elevado, pero hay que pensar en la salud”.

En cuestión de los baños, dijo que también se debe considerar que sean más amplios para evitar la contaminación de espacios y en caso de que algún miembro de la familia tenga COVID, tener la alternativa de un baño adicional, para que los otros miembros también puedan hacer uso del otro servicio y puedan desarrollar sus actividades mientras dura la cuarentena.

Apuntó que por la cuestión económica, se pueden dejar en los proyectos de las nuevas viviendas, los espacios para los servicios alternativos, con un baño construido y dejar el otro para que sea edificado a futuro por los ocupantes e incluso que pudiera haber un espacio aislado dentro de la misma vivienda. “En los proyectos se podría dejar en crecimiento si no se tienen los recursos, nada más se hace un servicio, pero sí contemplar ya otro baño dentro del espacio, terreno o superficie”.

En materia de espacios públicos de uso común, Jiménez Armas destacó que es importante también hacer una adecuación sobre todo haciendo los señalamientos en piso para que las personas respeten la sana distancia y de esta manera garantizar que no haya la probabilidad de que se pueda propagar el virus entre la gente.