CDMX.- Apodada por los fans y expertos en música como la «Reina del Rock and Roll», Tina Turner fue considerada la indiscutible figura del género en su época de esplendor, durante los años 70 y 80. Ninguna otra cantante llegó a su altura.
Bautizada artísticamente por su primer esposo y compañero profesional, Ike Turner, como Tina, la estrella, quien falleció ayer a los 83 años, tuvo tres grandes éxitos que la catapultaron internacionalmente: «Proud Mary», «The Best» y «What’s Love Got to Do With It».
Anna Mae Bullock, nacida el 26 de noviembre de 1939 en Estados Unidos, se destacó por sus habilidades interpretativas con una voz andrógina y robusta y una flexibilidad poco usual, lo cual se mantuvo como su sello distintivo a lo largo de su vida.
Su primer éxito como dúo fue «A Fool in Love», lanzado en julio de 1960 y que alcanzó el puesto número 2 en el Top 100 de los Hot R&B Sides de Billboard. Le siguieron «I Idolize You» y «Poor Fool».
Como solista, Tina publicó únicamente nueve discos a lo largo de un período de 25 años. «Private Dancer» (1984) y «Break Every Rule» (1986) fueron los más destacados, aunque no alcanzaron el primer lugar de ventas en Estados Unidos.
A lo largo de esa década, consolidó su estatus de estrella global gracias a una racha de éxitos como «What’s Love Got to Do with It», «Private Dancer», «We Don’t Need Another Hero (Thunderdome)», «Typical Male» y «The Best».
Tina, famosa por sus torneadas piernas, su desparpajo y su temperamento, fue nominada en 25 ocasiones al Grammy y lo ganó ocho veces, además de recibir el Lifetime Achievement Award en 2018.
En 2021 se estrenó su documental, «Tina», e ingresó al Salón de la Fama del Rock and Roll en octubre. (Juan Carlos García y Miguel González/Agencia Reforma)