Las familias cuyas casas cuentan con sistema de alarma, ya no pueden conectarse al C4. Solamente se otorga el monitoreo a empresas que ofrecen seguridad privada, y es en forma gratuita, pese a que éstas cobran a sus clientes un promedio de 300 pesos mensuales; sin embargo, en caso de que se active la alarma son las patrullas municipales las que acuden.

Anteriormente, por cada interconexión que realizaban las empresas de alarmas y/o personas particulares, con el Sistema de Seguridad Pública Municipal, para el monitoreo de incidencias en bienes muebles o inmuebles, se pagaba una tarifa mensual de 100 pesos y sólo quedaban exentas del pago las asociaciones civiles sin fines de lucro.

Sin embargo, actualmente solamente pueden interconectarse las empresas, no los particulares y es además sin costo.

Pero de las más de 15 empresas de seguridad privada que operan en el municipio capital, sólo una goza de esa canonjía, no obstante que es cuestión de que la empresa manifieste su intención y presente su solicitud para conectarse.

Los particulares de forma directa no pueden conectarse al C4, como sucedía anteriormente.

De acuerdo a la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, las empresas cobran a sus clientes por el mantenimiento y monitoreo, pero no por la conexión al C4.

En consecuencia, los particulares ya no pueden ser monitoreados por el C4, tendrán que pedir los servicios de una empresa de seguridad privada, pagar entre 250 y 350 pesos mensuales y ante alguna eventualidad, son las patrullas municipales las que acuden. Las empresas cobran a sus clientes, pero pagan cero pesos al Municipio.

Según las disposiciones de la SSPM, cualquier empresa puede solicitar conectarse al C4, sin costo alguno.