MONTERREY, N.L.- La luz del payasito que conquistó a varias generaciones se apagó ayer.
A los 75 años de edad, tras ser diagnosticado con cáncer y librar una delicada operación de columna en la que le colocaron ocho tornillos y dos varillas, murió el famoso Ricardo González Gutiérrez “Cepillín”.
Ayer, alrededor de las 10:20 horas, se confirmó la muerte del llamado “Payasito de la Tele”, quien tenía una semana internado en el Estado de México debido a fuertes dolores de espalda provocados por un tirón que sufrió al evitar caer de las escaleras.
Por la noche, los restos del artista fueron velados y hoy se tiene prevista su cremación, como era su voluntad.
Durante su hospitalización, le detectaron cáncer de columna, noticia que según su hijo, Ricardo González “Cepi”, Cepillín tomó con entereza.
Su respuesta fue: “Pues si tengo (cáncer), ni modo, de algo nos tenemos que morir”.
“Ya se nos fue, quisiera que fuera falsa la nota, pero no lo es, ahora sí es real”, dijo “Cepi” al programa Sale el Sol.
“Cepillín” nació el 7 de febrero de 1946 en el centro de Monterrey; fue el tercero de los siete hijos.
Su nombre artístico viene del enseñar a los niños a usar el cepillo de dientes, ya que estudió Odontología, carrera que no terminó.
Su carrera la inició en el programa Cinelandia en el Canal 12 (Multimedios Televisión), donde compartió la conducción con Héctor Benavides y Enrique González. Al terminar en 1976, decidió buscar su suerte en la Ciudad de México.
Gracias a su programa El Show de Cepillín, que se transmitió de 1977 a 1980, su fama trascendió en México, Centro y Sudamérica, incluso Estados Unidos.
Como cantante, vendió millones de discos y entre sus éxitos destacan “La Feria de Cepillín”, “Tomás”, “En un Bosque de la China”, “La Gallinita Co-co-ua” y “Un Día con Mamá”. (Paula Ruiz/Agencia Reforma)