Claudia Salazar
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-Jesús Zambrano, presidente nacional del PRD, sugirió que los últimos actos de violencia en entidades del País puedan ser actos provocados desde el Gobierno para justificar la necesidad de pasar la Guardia Nacional (GN) a la Sedena.

Desde Toluca, indicó que los incendios generados contra tiendas de conveniencia y vehículos, así como los ataques a la población civil, demuestran que el País, en los hechos, es gobernado por los delincuentes.

«El País se encuentra en llamas, preocupante y peligrosamente en llamas, gobernado en los hechos por la delincuencia organizada y no quieren cambiar su estrategia, al contrario, la quieren profundizar», señaló.

«Quizá ellos mismos, perversamente, desde Palacio Nacional, están provocando estos actos violentos que hemos visto en diversas regiones de nuestro querido México para justificar lo que han propuesto de que la Guardia Nacional pase a depender de la Secretaría de la Defensa Nacional».

Sin embargo, afirmó que el fracaso en la política de seguridad no es de los militares ni de la GN, sino que de quien se niega a hacer los ajustes necesarios para hacer que funcione.

«La culpa no es de los militares ni de las Fuerzas Armadas ni de los integrantes de la Guardia Nacional», dijo en el evento donde el diputado local del Estado de México, Omar Ortega, fue nombrado Coordinador de la Agenda Socialdemócrata para la entidad.

«La culpa es de una estrategia fallida, encabezada desde Palacio Nacional, a él es a quien obedecen los integrantes de la Guardia Nacional y de las Fuerzas Armadas».

Agregó que México se está acercando a lo que se llama «Estado fallido» debido a sus políticas «derrotadas» de combate a la seguridad.

Zambrano opinó que hay que ponerle un alto al Gobierno para que no siga poniendo en ridículo a las Fuerzas Armadas ni en riesgo al País.

«Hay que ponerles un alto, en lugar de que sigan poniendo en riesgo al País en su conjunto y que nos lleven a precipicio en el 2024,y de paso poniendo en ridículo a las Fuerzas Armadas, hay que ponerles un alto aquí en el Estado de México, esa es nuestra gran responsabilidad».