Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La construcción de un proyecto inmobiliario de 740 viviendas en Pantaco, Azcapotzalco, se erigió con una escritura apócrifa con la que el líder ferrocarrilero Víctor Flores se acreditó la propiedad de un terreno de más de 28 mil metros cuadrados, de acuerdo con documentos oficiales.
En el 2000, Flores -quien encabeza el Sindicato de Trabajadores Ferrocarrileros de la República Mexicana (STFRM) desde 1995- gestionó con esa escritura un financiamiento de 130 millones de pesos en el Infonavit para la construcción de la unidad habitacional “Democracia Sindical”.
Sin embargo, en el terreno donde se construyó la unidad habitacional había un deportivo que pertenecía a los trabajadores y jubilados del riel, de acuerdo con la Federación Nacional de Ferrocarrileros Jubilados y Pensionados A.C.
Dicho deportivo tenía prohibido el cambio de uso de suelo desde 1997, cuando Ferrocarriles Nacionales de México (FNM) dio el poder de esas instalaciones a la empresa Transportación Ferroviaria Mexicana (TFM), de acuerdo con un convenio firmado ese año por Luis de Pablo, entonces director de FNM; Mario Mohar, de TFM, y Flores.
“Cuando empieza la construcción, es cuando sale a relucir la falsa escritura, porque todos sabíamos que ese terreno y su deportivo era de los trabajadores”, refirió Enrique Oropeza, de la Federación de Ferrocarrileros.
La escritura que “avala” la compra-venta del terreno, y de la cual REFORMA tiene copia, establece que Luis Gómez Cepeda -que en 1981 era director de la extinta FNM- vendió al sindicato un predio de 28 mil 790 metros cuadrados en 8 millones 737 mil pesos.
De abrirse una investigación, los inquilinos de los 740 departamentos se encontrarían en un limbo jurídico, pues el terreno pertenece a los trabajadores y jubilados del riel, advirtió Oropeza.
Actualmente, la unidad –construida sobre lo que fueron dos canchas de futbol y sus graderíos– está habitada aunque hay una zona abandonada.