Saraí Cervantes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La falta de inversión del Gobierno en mantenimiento carretero, seguridad en paradores y vigilancia ponen en riesgo el traslado de productos por camión, alertaron transportistas.
Esta situación impide que las mercancías lleguen a tiempo y de forma segura, así como que las empresas deban invertir en recursos para paliar los eventos delictivos, añadieron.
Óscar Ceballos, delegado de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar) en Guanajuato, dijo que en materia de seguridad los transportistas estaban mejor hace cinco años.
«El problema es que el Gobierno no ha asignado recursos ni elementos de la Guardia Nacional necesarios en los puntos rojos identificados en distintos tramos carreteros; a ello se suma que no hay mano dura para quienes roban un camión pues la ley es laxa», enfatizó.
En los últimos años el Gobierno tampoco ha invertido en paradores seguros, por el contrario, agregó, la edificación de este tipo de infraestructura ha sido más por parte de la iniciativa privada.
Para el líder transportista, las mercancías que se pueden comercializar de forma más rápida en el mercado, como abarrotes, son las que se han convertido en las más vulnerables de ser sustraídas.
Fidel Reyes Monterrubio, delegado de Confederación Nacional de Transportistas Mexicanos (Conatram) en la Ciudad de México, coincidió en que faltan elementos de la Guardia Nacional, pues hay tramos de 200 a 300 kilómetros sin vigilancia.
Agregó que distintas autopistas del País están dañadas por falta de mantenimiento y revisión en reglamentos, como el de pesos y dimensiones.
«Hay una cadena de elementos que le pegan al traslado de mercancías, eso impide llegar seguro y a tiempo. Urge que el Gobierno haga mayores inversiones para mejorar estos aspectos», resaltó.
Miguel López Fiesco, consultor en el sector transporte, consideró por separado que en los últimos años los recursos que asignados a infraestructura carretera son insuficientes para las necesidades del sector.
«Hay una falta de presupuesto para construir caminos y brindar mayor seguridad en ellos.
«Ese aspecto ha pegado mucho a las empresas transportistas y se ve en el aumento en el robo al transporte de carga mes a mes», expuso.
El especialista indicó que la austeridad de la presente Administración también ha mermado la realización de exámenes médicos para operadores y revisión de la normatividad del transporte, aspectos que no se pueden dejar de vigilar.