Rolando Herrera
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Los datos de incidencia delictiva del País tienen un subregistro que no permite dimensionar realmente el problema de la violencia y también es probable que las fiscalías los estén manipulando para maquillar las cifras, consideró Causa en Común.
Al presentar un análisis de las cifras sobre inseguridad reportadas por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), la organización ciudadana indicó que hay indicios para suponer que las fiscalías locales reportan menos homicidios dolosos y secuestros de los que realmente llegan a conocer.
En el caso de los homicidios, explicó Luis Sánchez, investigador de la ONG, algunas fiscalías clasifican como culposos crímenes que en realidad fueron intencionales y esto se detecta porque ambas categorías muestran una relación estadística cuando no deberían tenerla, pues se trata de dos fenómenos criminógenos distintos.
«En cuestión de homicidio doloso, en el mes de junio se registraron ajustes en las cifras tanto en los meses de enero a marzo, en al menos seis estados y con algunas variaciones relevantes.
«Por ejemplo, Baja California duplicó el número de víctimas que había enunciado en enero respecto a marzo, igualmente Sinaloa ha tenido la práctica de reclasificar algunos de los homicidios pasándolos de homicidio doloso a homicidio culposo», expuso.
Además, señaló, existe una categoría dentro de la cual el SESNSP agrupa otros delitos denominados «contra la vida y la integridad corporal» los cuales han venido creciendo desde 2018 sin que se tenga claridad a qué tipo de ilícitos se refiere.