Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La Asamblea de Defensores del Territorio Maya Múuch’ Xíinba y la asociación civil Indignación acusaron que la autorización de los tres primeros tramos del Tren Maya, a pesar de haber ganado un amparo para frenarlos, se debe a la imposición del proyecto del Presidente Andrés Manuel López Obrador.
«El Poder Judicial está siendo totalmente permisivo y aquiescente, pues sus resoluciones niegan las suspensiones del proyecto Tren Maya por meros formalismos, a pesar de la existencia de pruebas y hechos notorios de la devastación de la flora y fauna, así como de la integridad de los pueblos mayas en Yucatán», indicaron en un comunicado.
«Con esto se evidencian aún más las autoritarias decisiones de los Poderes de la Unión para imponer un proyecto en la península».
El 7 de febrero, un tribunal federal suspendió la autorización ambiental para las obras de los tres primeros tramos del Tren Maya, desde Palenque, Chiapas, hasta Izamal, Yucatán, debido a que las organizaciones civiles promovieron el amparo contra las obras, el cual fue ratificado por el tribunal colegiado.
Sin embargo, una semana después, el Tribunal Colegiado en Materia de Trabajo y Administrativo en Yucatán dejó sin efectos su sentencia y, en una inusual aclaración publicada, aceptó haber dictado dos sentencias contradictorias al revisar la suspensión definitiva.
Las organizaciones civiles que habían ganado el amparo consideraron que los argumentos del Tribunal Colegiado de Circuito en Materias del Trabajo son formalismos ilegales e injustificados.
«Se continúa con la obstaculización de la defensa de derechos con base en intereses políticos sobre los territorios mayas, y con ello se pone en riesgo total y alta vulnerabilidad de las personas defensoras de derechos humanos», afirmaron.

Advierten fragilidad
El trazado del Tren Maya pasa sobre una cueva llamada Xuux Puja’an (Cueva de la Avispa Enfadada), cuyo techo es muy delgado y enfrenta el riesgo de colapsar, advirtió la asociación Círculo Espeleológico del Mayab.
«La obra del Tren Maya en la entrada de Xuux Puja’an (Cueva de la Avispa Enfadada). La zona de entrada que se ve en esta foto fue mapeada el 19 de noviembre de 2016», indicó en redes sociales.
«El techo es muy delgado, espero que ningún pasajero del tren resulte herido en un colapso. Esta cueva tiene 3278 m de longitud y es (o era) muy hermosa y prístina».

Y paran exhorto
La mayoría de Morena en San Lázaro frenó ayer un exhorto a la Semarnat para que haga públicos los compromisos adquiridos en la COP26.

¡Participa con tu opinión!