Antonio Baranda y Mayolo López
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El nuevo «decretazo» anunciado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador para que la Guardia Nacional (GN) pase al Ejército viola flagrantemente la Constitución y agudiza la militarización del País, por lo que deberá ser impugnado y frenado por la Corte, consideraron investigadores, especialistas, activistas y políticos.
López Obrador informó ayer que publicará un acuerdo para que el control de la GN pase de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), aunque la Constitución establece que se trata de una institución policial de carácter civil.
Catalina Pérez Correa, investigadora del CIDE especializada en temas de seguridad y procuración de justicia, alertó que, en los hechos, López Obrador anunció sin tapujos que va seguir violando la Constitución.
«Está violando la división de poderes, los acuerdos legislativos con los partidos y francamente está violando abiertamente la Constitución y mostrando que él es el que manda y que no tiene interés en respetar la Constitución si a él no le gusta lo que dice», expresó.
En entrevista con REFORMA, Pérez Correa afirmó que es un acto «completamente autoritario» ante el cual debería intervenir la Suprema Corte de Justicia de la Nación.
«Francamente ahorita ya la Corte tendría que salir a defender la Constitución», subrayó.
El senador independiente Emilio Álvarez Icaza, quien se ha opuesto a la «militarización» impulsada por la 4T, coincidió en que el anuncio representa una fractura del pacto constitucional y la división de poderes, así como una traición al Legislativo.
«Lo que hace es romper la palabra y el acuerdo (que permitió la creación de la GN), ¡cómo así que a una reforma constitucional le quieres dar la vuelva con un decretazo! Son señales cada vez más peligrosas de un Presidente que opta por la ruta autoritaria, no democrática», dijo.
«Es indispensable que la Corte juegue su papel», exigió.
El coordinador de Movimiento Ciudadano en San Lázaro, Jorge Álvarez Máynez, advirtió que, con su decreto, el Presidente no sólo se saltará al Legislativo, sino al órgano reformador de la Constitución: Congreso y 17 entidades federativas.
«No hay espacio para medias tintas frente al golpismo constitucional», manifestó.
«El senador Germán Martínez, fundador del grupo plural, estimó que la medida anunciada por el tabasqueño representa un rasgo «autoritario y dictatorial» y anunció que, de manera inexorable, será impugnado.