Adrián Basilio 
Agencia Reforma

CDMX. -Los abogados de la empresa veracruzana que acusa a Ana Guevara de extorsión, Jesús Chaín y Rafael Sánchez, reconocieron que su cliente incurrió en corrupción para obtener contratos de Conade, pues, aseguran, así opera la dependencia en esos trámites.
“En este país y en este momento no se trabaja y no se hace una selección de contrato lícita, no hay manera de tener un contrato licitando. (Nosotros) vimos un acto de corrupción, pero el cliente tomó la decisión y no había de otra para poder entrar a vender en la Conade”, expuso Chaín.
Los abogados expusieron en videoconferencia de prensa que Carlos Solórzano, apoderado legal de la compañía de alimentos CIMCSA, se prestó al denominado “moche” para poder hacerse cargo de los comedores para deportistas en las instalaciones de la Conade.
Chaín y Sánchez insisten en que Guevara, directora de la Conade, es la cabeza de la trama de corrupción y extorsión, por la cual ya fue denunciada en la Fiscalía de Veracruz y en la Fiscalía General de la República, así como responsable del atentado que sufrieron el 10 de junio en Boca del Río.
Agregaron que entre las pruebas que presentaron para sustentar sus aseveraciones hay mensajes de WhatsApp, audios y fotos.
Chaín reveló que hace unos días un directivo de la Conade le ofreció 10 millones de pesos “para que paremos esto”. Sin embargo, no reveló el nombre del funcionario y después dijo que la oferta le llegó por un intermediario.