Érika Hernández
Agencia Reforma

Cd. de México, México 05-Jul-2019 .-El Instituto Nacional Electoral (INE) determinó que el cantante Pablo Montero favoreció indebidamente al entonces candidato de Morena a la Alcaldía de Aguascalientes, Arturo Ávila, con la producción de un video.

Por ello, el partido deberá pagar una multa de 37 mil pesos por aportación indebida a la campaña.

Tras una queja del PRD, la Unidad Técnica de Fiscalización del órgano electoral inició una investigación por la contribución en especie a una campaña electoral, y confirmó que el abanderado, que perdió en la elección del 2 de junio contra el PAN, sí violó la ley al no rechazar “una aportación de persona prohibida” por la ley.

“¿Qué tal amigos? les habla Pablo Montero y yo siempre que vengo aquí a la feria de San Marcos la gente me trata con mucho cariño; yo tengo aquí un amigo, un amigo trabajador, un amigo luchador y un día me prometió que si llegara a ser Alcalde, él va a hacer el cambio, él se llama Arturo Ávila, es más, yo sé dónde le gusta ir a desayunar, lo voy a ir a buscar y lo voy a invitar a cantar, ¿me acompañan?”, dice el cantante al arrancar el video.

La pieza contiene aspectos de la capital, como monumentos, sitios simbólicos, paisajes y tomas de personas en la Feria de San Marcos, y luego aparecen en un restaurante ambos vestidos de mariachis con un grupo a su espalda y cantan.

Éste se transmitió en medios digitales y redes sociales en mayo, en la recta final de la campaña.

La Unidad Técnica pidió a Ávila una explicación. El ex candidato argumentó que fue un regalo, pues el intérprete es su amigo desde hace 10 años.

En el dictamen, que presentará esa área al Consejo General el lunes, se informa que la empresa IBN Industrias Militares, cuyo representante legal es el propio ex aspirante, contrató un servicio de buffet para 50 personas, por el que afirma pagó 9 mil 999 pesos, “siendo coincidencia” que en esa misma fecha llegara Montero a grabar un video.

La autoridad indagó que al restaurante se le pagó por el concepto de ‘Grabación del spot del cantante Pablo Montero’, a quien se le considera como una empresa por la actividad que realiza.

Debido a que la Unidad no tenía parámetros para cotizar cuánto costaría un video con producción de calidad en el que esté un músico como Montero, lo comparó con cantantes -ninguno conocido – que participaron en actos de campaña, y quienes cobraron de 7 mil a 11 mil pesos.