Acusa la Fundación VIHDA al Frente Nacional por la Familia de estar metido en diversas instituciones gubernamentales para bloquear los pocos avances que se tenían en materia de equidad de género, en la cuestión de la prevención y educación sexual, entre otros temas, señaló su coordinador, Marco García Robles.
El activista social apuntó que recientemente el Frente Nacional por la Familia se ha metido al Sector Salud, lo cual se nota en problemas de abasto de medicamentos, se niegan servicios o simplemente no se tiene la capacitación para atender adecuadamente a las personas con preferencia distinta a la heterosexual.
Asimismo, dijo que recientemente en el ISSEA han estado quitando, reubicando y despidiendo a personal experto en temas sexuales y de salud reproductiva, lo cual deja ver la clara intromisión de esta organización por cuestiones ideológicas. “Las personas que han sido despedidas o reubicadas pasaron por administraciones del PRI y del PAN y continuaban, pero particularmente en este sexenio varios grupos conservadores han logrado introducirse en diversas instituciones bloqueando los pocos avances que se tenían en materia equidad de género, en atención de las personas de la diversidad sexual, en la cuestión de prevención y educación sexual”.
Ante esta situación, dijo que a las organizaciones de la sociedad civil, lo único que les están dejando son las vías legales para poder actuar, toda vez que por la vía de la conciliación o la plática no han logrado avanzar. “Desde que inició esta administración, platicamos con el secretario de Salud en la cuestión de la atención de este tipo de personas y no se ha avanzado. Hay protocolos nacionales médicos para la atención de la diversidad y no se están implementando, lo que incide en problemas sociales de diversa índole”.