Jorge Ricardo y Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La Asamblea Oaxaqueña en Defensa de la Tierra y el Territorio reprobó la visita que hizo hoy el Presidente Andrés Manuel López Obrador al puerto de Salina Cruz, donde promovió el megaproyecto del Istmo de Tehuantepec, un corredor interoceánico con un tren de carga, puertos marítimos y corredores industriales, que las comunidades indígenas rechazan.

“Viene a tierras indígenas con intención de favorecer los intereses de las empresas transnacionales, aliadas con el crimen organizado y un montón de políticos corruptos y vendepatrias. Son los continuadores del despojo y del saqueo. Son los mismos mafiosos de ayer quienes hoy se frotan las manos con los jugosos contratos que la ‘4T’ les está dando”, afirmó la Asamblea.

“Este Gobierno sigue la lógica de los anteriores, y ve a los territorios indígenas como tierras de conquista, no reconoce el derecho colectivo de los pueblos a nuestra libre determinación, simulan hacerlo como en las consultas a modo realizadas en el Istmo de Tehuantepec y en la Península de Yucatán donde quieren imponer el otro tren”, añadió el grupo conformado en febrero con al menos 50 comunidades y 20 organizaciones sociales.

En un comunicado, censuraron la visita del Presidente en medio de la pandemia del Covid-19 con casi 380 mil casos a nivel nacional, 8 mil 792 de ellos en Oaxaca, y por la violencia, el 23 de junio fueron asesinadas 15 personas en San Mateo del Mar.

“¿A qué viene el último de los dinosaurios a nuestras tierras?”, plantearon los colectivos.

La Asamblea en Defensa de la Tierra afirmó que no permitirán que se abran las puertas del Istmo de Tehuantepec a las transnacionales.

También criticó las descalificaciones que hace el Presidente a los activistas que se oponen a sus proyectos.

” A quienes defienden la tierra el nuevo Gobierno los ha calificado de radicales de izquierda, sus palabras tienen consecuencias, por eso, decimos, Samir (el activista nahua asesinado en Morelos) Vive”.

En su visita al Puerto de Salina Cruz, al final de una gira por Oaxaca, López Obrador apresuró a su equipo a terminar el megaproyecto del Istmo en 2022 a pesar de todo.

“No debe de haber pretextos de ningún tipo. Ni el mal tiempo ni protestas que paren las obras deben atrasar la terminación”, ordenó.
Come Presidente tasajo y tlayudas en gira
El Presidente Andrés Manuel López Obrador hizo una pausa en su camino de Salina Cruz a Puerto Escondido para comer en Zimatán del Río.

Se trata de un paraje donde unos 10 pequeños locales ofrecen comida regional.

A pregunta expresa, el tabasqueño indicó que pidió tlayudas.

La mesera del restaurante Lolis indicó que el Presidente comió tasajo con frijoles, y que sirvió tlayudas y mezcal a su Ayudantía.

En este lugar, vecinos le regalaron un costal de café de Pluma Hidalgo y le pidieron que visite diversas localidades de esta zona de la costa de Oaxaca.

López Obrador ofreció regresar a estas regiones marginadas.

De Salina Cruz a Puerto Escondido existe una distancia de 253 kilómetros. Un trayecto de más de cuatro horas.

López Obrador viaja además con botana en su camioneta y bebidas frías en una hielera.