César Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo denunció que militares han cometido al menos cinco ejecuciones extrajudiciales en ese municipio de Tamaulipas en lo que va de 2020.
Raymundo Ramos, presidente de esa organización civil, explicó que el primer caso denunciado ocurrió el 26 de marzo, en la Colonia Jardín, cuando soldados acribillaron al ingeniero Francisco Javier la Fuente de la Rosa, de 27 años.
“La víctima murió antes de ingresar al Hospital General después de haber recibido un disparo en la espalda”, indicó el Comité.
Otro caso denunciado fue el de David Eleazar Ramírez Vázquez, de 27 años, quien el 6 de abril murió de dos disparos en la espalda mientras era perseguido por un vehículo militar en el fraccionamiento Valles del Paraíso.
“Sus familiares denunciaron que un grupo de soldados intentó detenerlo sin motivo aparente y que al no dejarse aprender lo privaron de la vida, sin recibir atención médica.
“Tanto el ingeniero Francisco Javier como Eleazar David resultaron negativos en la prueba de rodizonato y en ambos casos los responsables de la agresión les robaron sus pertenencias, entre ellas, teléfonos celulares, documentos personales y carteras”, agregó el Comité.
En otro caso, acusó la ejecución arbitraria de tres personas el 3 de julio.
Damián Genovez Tercero, de 18 años; Arturo Rubén Garza Navarro, de 19, y Ángel Agustín Núñez Reyna, de 25, fueron las víctimas.
“Los tres civiles que no portaban armas de fuego ni vestimentas tipo militar (y) resultaron negativos en las pruebas de rodizonato; presentaban heridas de arma de fuego disparadas a corta distancia, según dictaminaron médicos legistas en los certificados de defunción”, indicó el Comité.