Acusados falsamente

En un lío se metieron unos elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del municipio de Aguascalientes, quienes pusieron a disposición del agente del Ministerio Público de la Fiscalía General de Justicia del Estado a dos personas debido a que las acusaban de agredir a un equino.
Sin embargo, luego de realizarse las investigaciones, se estableció que todo lo manifestado por los uniformados era mentira y podrían estar incurriendo en el delito de falsedad en declaraciones ante una autoridad.
Los elementos policiacos pusieron a disposición del agente del Ministerio Público, a quienes dijeron llamarse Jesús, de 43 años de edad y Juan Eduardo, de 22 años de edad, debido a que los detectaron en la comunidad Norias de Ojocaliente, cuando agredían a una yegua y le habían provocado lesiones en la cabeza y en las patas.
Sin embargo, se logró demostrar mediante un dictamen de un médico veterinario que las lesiones que presentaba el equino en las patas fueron producto de mordeduras de un perro y que el golpe en la cabeza fue al momento de perder el equilibrio y caer al suelo.
Debido a lo anterior, el agente del Ministerio Público determinó dejar en completa libertad al señor Jesús y al joven Juan Eduardo.