Selene Velasco
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- En medio de nuevas denuncias, que se suman a la investigación en su contra por presuntas violaciones a la ley electoral, Claudia Sheinbaum, Jefa de Gobierno, acusó una campaña en su contra.
Aunque evitó atribuir la supuesta campaña a alguien en específico, Sheinbaum acusó que «ha arreciado» y consideró que se debe a su buen trabajo.
«Por alguna razón nos están atacando, ¿no? Si no estuviéramos haciendo buen trabajo no creo que les interesaría estarnos atacando. Creo que lo que tenemos es esta ofensiva de críticas, muchas de ellas calumniosas, por cierto, que tienen que ver con el buen trabajo que estamos desempeñando», explicó.
Tras las nuevas denuncias interpuestas por legisladores del PAN ante el INE y las críticas sobre su promoción en mítines de Morena, así como en eventos masivos, la Jefa de Gobierno aseguró que no se detendrá.
«Esta campaña que hemos tenido permanente y, que ha arreciado también últimamente, no va a parar en el trabajo que estamos haciendo y en la cercanía con la gente y en estar atendiendo y cumpliendo con lo que nos comprometimos», explicó.
Integrantes del PAN pidieron ayer a la Mandataria que se asegure de que las bardas que la promueven, con referencias a su señalamiento como posible presidenciable, sean eliminadas.
Al respecto, Sheinbaum se deslindó de su origen, evitó responder si buscaría que sean borradas y puntualizó en que está concentrada en la Ciudad.
«Nosotros no los estamos promoviendo ni difundiendo, ni mucho menos y, en todo caso, quien está haciendo estas manifestaciones tendría que plantearlo, ¿no? Pero nosotros estamos dedicados a lo que tenemos que estar dedicados, eso es lo importante», indicó.
Además de los representantes de Oposición que pidieron a morenistas cumplir la ley, Ricardo Monreal, senador, se sumó a la petición.
«Yo creo que habría que ver (…) dónde están las declaraciones respecto a quienes son los adversarios del movimiento que representamos, por ejemplo», dijo.

¡Participa con tu opinión!