Jesús Guerrero
Agencia Reforma

CHILPANCINGO, Guerrero.-Félix Salgado Macedonio, aspirante de Morena a la gubernatura de Guerrero, aseguró ayer que el Instituto Nacional Electoral (INE) lo trata en forma inquisidora con la fiscalización, mientras que a su rival de la alianza PRI-PRD, Mario Moreno, no le da el mismo trato.
Según dijo el morenista en un mitin cerca del Zócalo de Acapulco, Moreno Arcos ya rebasó el tope gastos de campaña y hasta el momento el INE no lo ha investigado.
“Él se transporta en avión, come en buenos restaurantes, eventos en lujosos, salones, publicidad a diestra y siniestra, muchos espectaculares que no tiene el número de folio de fiscalización del INE, lonas por todos lados y en un mes ya rebasó el tope de campaña, pero el órgano electoral no dice nada.
“El INE no ve para allá, pero sí ve para acá”, dijo Salgado en relación con la cancelación de su registro como candidato, aunque la decisión del INE no se tomó por un tema de fiscalización –proceso aún pendiente en el organismo–, sino por no presentar siquiera su informe de gastos de precampaña.
Antes del mitin, militantes y simpatizantes de Morena, con Salgado al frente, realizaron una marcharon que partió de la estatua de la Diana Cazadora.
Según el aspirante, él oficialmente no es candidato y su participación en las protestas es como ciudadano. Sin embargo, dijo, en sus movilizaciones hay personal del INE en labores de vigilancia.
“Esa vigilancia del INE la trae con nosotros, para que de un modo u otro, ellos (el INE) quieren que el otro gane, el de enfrente.
“Aquí están los del INE fiscalizando esta marcha, queriéndola fiscalizar a mi cuenta como candidato, pero yo aquí no vengo como candidato, yo vengo como ciudadano”, añadió.