Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador celebró ayer el primer aniversario de su victoria electoral con un informe triunfalista basado en sus propios datos.
Además, arremetió en contra de los “neoliberales” y los opositores que buscan sabotear proyectos como el aeropuerto en Santa Lucía.
Frente a un Zócalo lleno, el Mandatario presumió sus cifras al asegurar que, en sólo siete meses de Gobierno, ha cumplido 78 de los 100 compromisos que realizó el 1 de diciembre de 2018.
Acompañado de su esposa, hijos, gabinete y algunos de los empresarios más ricos de México, como Carlos Slim y Emilio Azcárraga, AMLO denunció que su Gobierno enfrenta un intento de sabotaje legal, por los amparos que se han presentado contra obras como el nuevo aeropuerto en Santa Lucía, cuyas obras -anunció- iniciarán este mismo mes.
“Se ha demorado el inicio de esta obra porque nuestros adversarios quieren detenerla con una lluvia de amparos y estamos siendo cuidadosos en el proceso de autorización del estudio de impacto ambiental, con el propósito de no darles ningún pretexto para que continúen esas campañas de sabotaje legal”, acusó.
Entre los datos que ofreció en su informe incluyó 122 asambleas informativas en los 32 estados del País.