Érika Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La designación de candidatos a diputados por mayoría y de lugares seguros en las listas plurinominales obedecen a dos cosas: ganar incondicionales para la candidatura presidencial en el 2024 y tener ‘levanta dedos’ en la Cámara baja.

Así lo afirmó el diputado Porfirio Muñoz Ledo, quien exige al Presidente Andrés Manuel López Obrador poner orden en el partido que fundaron e informar quien es “el titiritero mayor” que está detrás de Mario Delgado.

Muñoz Ledo puso en duda que Morena siga siendo el partido “incorruptible y de la dignidad humana”, pues, denunció, la dirigencia está pasando por encima de la dignidad de la militancia y clase política de izquierda que fundó el movimiento.

“La ratería ha caracterizado ahora a la dirección de Morena, hablé de un partido crítico, pero no quieren crítica, quieren servilismo, quieren levanta dedos; hablé de un partido de la palabra libre, ellos están haciendo un partido del silencio ciudadano y de la mordaza a los dirigentes; planteé un partido de la militancia, y ahora la estructura está siendo arrollada”, culpó.

El también diplomático aspiraba a convertirse en uno de los diputados plurinominales con opción a reelegirse. Sin embargo, Mario Delgado, señaló, bloqueó su deseo, por instrucciones “de arriba”, al ser crítico del partido y representar “un peligro”.

“(Las candidaturas) son fruto de un reparto dedocrático que dirige el titiritero mayor de Mario Delgado para tener incondicionales, es el comienzo de la sucesión presidencial. Es una guerra que consiste en descerebrar a la gente para que se dedique a la adulación y servilismo.

“No acepto, moralmente, la exclusión de la Cámara de Diputados. Tengo antecedentes muy antiguos, de alguna manera fui la cabeza de la transición democrática en el País”, apuntó.

¿Es venganza de Delgado por su rebelión en la contienda interna?
Mario está acorralado por la justicia, y no es venganza conmigo, es autodefensa.

Para Muñoz Ledo, el líder nacional morenista tiene temor a que, de mantener la curul, refrende su postura crítica contra el partido en el Gobierno.

Además, agregó, es el responsable de que el Tribunal Electoral federal ordenara al INE investigar los recursos privados que recibió en su campaña interna para llegar a la dirigencia, un proceso que está en la Unidad de Inteligencia Financiera y la indagatoria de la ASF.

El legislador acusó a Delgado de mentir sobre su registro, por lo que muestra la carta que envió a la Comisión Nacional de Elecciones sobre su aspiración, y cuestiona, ¿cuántos de los primeros 10 lugares de todas las listas plurinominales se registraron?

“Mario Delgado, el muñeco morboso, miente otra vez. Me descartaron a la mala de la reelección de diputados, arguyendo que no me registré, como a otros dignos militantes de base. Falso, conociendo sus trapacerías, lo solicite en tiempo por las vías digitales, materiales y públicas”, aseguró.

“En cambio, metieron allegados impresentables y personajes indefinidos sin registro alguno. Me eliminaron porque me consideran -antes lo hacían con AMLO- un peligro para México. No quieren que esté en el Congreso porque saben que tengo decisiones disidentes”.

Al cuestionarle quién es el “titiritero mayor” que está detrás de Delgado, afirmó que el Presidente López Obrador debería clarificarlo.

“Hay distintas interpretaciones, con distintos nombres, por eso llamo al Ejecutivo federal a que ponga orden y clarifique estos asuntos. ¿Quién es el titiritero?, eso lo debe decir el Presidente, por eso yo le exijo, respetuosamente, al titiritero mayor, quien sea, que le corte los hilos y las prebendas al muñeco morboso”, insistió el diputado, quien impugnó su exclusión ante el Tribunal Electoral.