César Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La dirigencia del Partido Acción Nacional (PAN) reprochó la persecución y enjuiciamiento sin pruebas del Gobierno federal contra opositores a la actual administración, como el Gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, y el juez Juan Pablo Gómez Fierro.

Detrás de las críticas a las autoridades electorales, acusó el blanquiazul, está la intención de encubrir los resultados que tendrá Morena, el partido en el Gobierno, en la elección del próximo 6 de junio.

“Lo que hicieron los diputados de Morena contra el gobernador de Tamaulipas fue una patraña solo para satisfacer el afán persecutorio de su verdadero jefe López Obrador contra los opositores a su gobierno. Son acciones intimidatorias para todos los líderes opositores, empresarios, gobernadores y alcaldes.

“Una acción propagandística para favorecer electoralmente al partido en el gobierno, porque saben que la oposición está creciendo y que el 6 de junio les vamos a quitar la mayoría artificial que ahora tienen en la Cámara de Diputados”, manifestó el líder panista Marko Cortés, en un pronunciamiento.

El dirigente respaldó la estrategia del Congreso de Tamaulipas, con mayoría del PAN, al rechazar el desafuero decretado por el Congreso federal, de mayoría de Morena y aliados, a través de una controversia constitucional para que sea la Suprema Corte la que determine la correcta interpretación de la Carta Magna sobre el caso.

Cortés consideró que las acusaciones contra García Cabeza de Vaca por defraudación fiscal, lavado de dinero y delincuencia organizada son “recurso distractor e intimidador” ante la falta de resultados en los temas más sensibles a los mexicanos como la seguridad.

También lamentó que el Gobierno morenista recurra al uso de las instituciones como la Fiscalía General de la República y la Secretaría de Hacienda para emprender contra quienes disienten del mal manejo de la administración pública.

“Se utiliza las instituciones del Estado para amedrentar a un juez (Juan Pablo Gómez Fierro) que ha mostrado independencia en su actuación, al iniciar una investigación de sus estados de cuenta, movimientos e información relevante”, advirtió.

El juez Gómez Fierro ha concedido suspensiones provisionales a la implementación de la reforma eléctrica, el padrón de usuarios de telefonía móvil y proyectos clave para el Gobierno de López Obrador.

“Esta es una persecución política del más bajo nivel y del México que pensábamos ya habíamos dejado atrás. Ante la falta de resultados, el gobierno emplea a las instituciones para perseguir y denostar políticamente a sus adversarios”, planteó.

Sobre la propuesta del Presidente de mandar al Instituto Nacional Electoral (INE) al Poder Judicial, el dirigente nacional del PAN afirmó que, con esta propuesta irracional, México retrocedería un siglo en democracia.

“Pareciera que los intentos de desprestigiar al INE y a sus consejeros respondieran a una idea maquiavélica del gobierno de preparar una narrativa de fraude electoral cuando no ganen la mayoría de los candidatos de Morena el 6 de junio”, consideró.