Jorge Ricardo
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El dirigente del PAN, Marko Cortés, rechazó la presión de Morena al INE y al Tribunal Electoral, donde ayer militantes y simpatizantes se manifestaron para que le devuelvan la candidatura a Félix Salgado Macedonio, acusado de violación de al menos tres mujeres en Guerrero, pues, dijo, es un signo de autoritarismo.

“A la autoridad electoral se le respeta, y las reglas se cumplen y debemos de cumplir todos, y es inaceptable, es una muestra del autoritarismo”, sostuvo.

En un recorrido por el Mercado Escandón, donde acompañó al candidato del PAN en Miguel Hidalgo, Mauricio Tabe, aseguró que por eso es importante salir a votar en la elección del 6 de junio para generar contrapesos necesarios.

Cortés rechazó responder si tiene confianza en el Tribunal electoral que este viernes decidirá sobre la impugnación de Morena al retiro de la candidatura de Félix Salgado

“Nosotros tenemos confianza en las instituciones y en la legalidad”, señaló.

El dirigente del PAN también acusó a Morena de destruir diversos servicios eficientes como el de guarderías para madres trabajadoras, el Seguro Popular, y el fondo de gastos catastróficos

“Morena destruye todo lo que toca”, afirmó.