Claudia Salazar 
Agencia Reforma

CDMX.- Tras asumir en el Pleno el liderazgo de la Oposición contra la reforma eléctrica, diputados del bloque de Morena y aliados amagaron con investigar al dirigente priista Alejandro Moreno en su gestión como Gobernador de Campeche.

Indicó que había «mensajes» amenazantes, pero que el PRI se mantenía en contra de la reforma.

En el debate de la reforma eléctrica, el coordinador de los diputados de Morena, Ignacio Mier, acusó a Moreno de rechazar la reforma eléctrica porque quiere moches, porque así es su historia de vida.

«En el fondo ahí está el núcleo de la discusión. Ese es el fondo que no se ha atrevido a señalar el dirigente del Partido Revolucionario Institucional. Defiende intereses económicos y defiende, como lo ha hecho en el pasado, sus moches.

«La gente lo sabe, así lo han juzgado, esa es su historia de vida. Que se dé una vuelta por Campeche, para ver si estoy mintiendo», afirmó Mier.

Más tarde, la petista Lilia Aguilar planteó en la sesión si Moreno Cárdenas debía aclarar irregularidades por 3 mil 430 millones de pesos en Campeche y explicar por qué posee residencias por 46 millones de pesos, cuando tiene registrado ingresos de 5 millones ante el SAT.

El diputado Reginaldo Sandoval, también del PT, se pronunció porque el dirigente del PRI aclare esa cantidad de dinero en su Estado y que espera que la Auditoría Superior de la Federación y el órgano de control del Campeche lo llamen a cuentas, para que no haya impunidad.

Ante ello, Moreno Cárdenas dijo que tales manifestaciones eran muestra de una nueva persecución en su contra.

«Está muy claro, qué bueno que lo han consignado, estamos en una conferencia de prensa y hacen esto.

«No tengan duda, que lo hagan (que investiguen) tenemos el compromiso, no nos van a doblar, no nos van a amedrentar, y los vamos a denunciar ante organismos nacionales e internacionales», respondió.

Aseguró que quieren convertir a México en una dictadura.

Dijo que había amenazas y los «mensajes» que están recibiendo desde Morena y el Gobierno no evitarán que esta noche voten contra la reforma eléctrica.

En las horas previas a la votación del dictamen de reforma eléctrica, el presidente del PRI fue el más enfático de la Oposición en recalcar que el dictamen será rechazado.

Incluso, con un tono irónico, que incluso llegó a la burla, subrayó que, al no avalar la reforma, será el mayor fracaso del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

«Hoy la necedad es el signo de una derrota monumental y no van a poder pasar su reforma. Por ello, quiero decirles con firmeza: están moralmente derrotados», advirtió en la tribuna, al argumentar en contra del dictamen de reforma eléctrica, acompañado de diputados del PAN y PRD.

Sostuvo que por congruencia, responsabilidad y convicción están en contra de la reforma y no pasará.

«Nos toca estar del lado correcto de la historia, aunque conlleve oponernos abiertamente en contra al grupo en el poder. Está claro, Morena es una tragedia y una desgracia para México. Y por ello, y por ello se ha vuelto a demostrar que la coalición entre el PRI, el PAN y el PRD es una necesidad histórica para enfrentar a quienes están destruyendo a este país», dijo en la tribuna.

Previó que la reforma eléctrica no será la única que no pasen, que pasará lo mismo con las otras reformas constitucionales que presente el Ejecutivo, como la del tema electoral.

«No va a pasar su reforma. Y que se escuche bien y claro: la primera de tres. Si continúan con esa actitud soberbia, las tres van a ir en contra y no va a pasar ninguna propuesta aquí en el Congreso de la Unión», dijo.

Arropado por diputados de los tres partidos de Va por México, dirigió la arenga de «No va a pasar, no va a pasar, no va a pasar».

Antes, el diputado «Alito» también dirigió a los diputados del PRI cuando hubo una guerra de gritos con los de Morena, antes de iniciar la sesión del pleno.

Subido en su curul, Moreno Cárdenas respondía «no va a pasar, no va a pasar», a los morenistas que decían «traidores» y «quieren robar».

¡Participa con tu opinión!