Pedro Sánchez Briones
Agencia Reforma

CHIHUAHUA, Chihuahua.- María Eugenia Campos, candidata de la coalición PAN-PRD a la gubernatura de Chihuahua, iniciará su campaña vinculada a proceso por presunto cohecho pasivo y con medidas cautelares impuestas por el Juez de Control que lleva su caso, pero en libertad.
La Alcaldesa con licencia de la ciudad de Chihuahua enfrentará el proceso sin estar en la cárcel debido a que el Ministerio Público no solicitó la prisión preventiva oficiosa por considerar que no la ameritaba, toda vez que cuenta con arraigo en Chihuahua y ha comparecido ante la autoridad judicial.
Campos fue vinculada a proceso este 1 de abril por el Juez de Control Samuel Uriel Mendoza presuntamente haber recibido más de 9 millones de pesos de manera indebida del ex Gobernador priista César Duarte a través del caso conocido como “nómina secreta” o “caja chica”.
Aunque estará en libertad, continuará el proceso sin poder salir del País, para lo cual entregó su pasaporte por orden del juzgador, además de pagar una fianza económica de 500 mil pesos y no acercarse a los testigos del caso, como lo ordenó el juzgador al imponerle las medidas cautelares desde la audiencia de formulación de imputación.
Abogados consultados explicaron que de acuerdo a los criterios en materia electoral, el estar sujeto a proceso penal no impide ser candidato por la presunción de inocencia.
Esto significa, acorde con las fuentes, que Campos puede participar en los comicios del próximo 6 de junio y, de ganar la gubernatura, seguirá siendo sujeta a proceso, pero éste se suspendería al adquirir fuero.
El Instituto Estatal Electoral sesionará hoy para aprobar los registros de aspirantes a la gubernatura solicitados por diversos partidos políticos. Mañana iniciarán las campañas y concluirán el próximo 2 de junio.

Caso artificial
Campos acusó ser víctima de persecución por parte del mandatario panista Javier Corral.
“Quiero dejar muy claro que esta vinculación no es una sentencia y no afecta mis derechos políticos de votar y ser votada, por lo que entraremos con confianza y fuerza a la campaña electoral”, indicó en un mensaje.
La abanderada albiazul, quien en la contienda interna derrotó a Gustavo Madero, cercano a Corral, dijo que luchará porque las instituciones cumplan con su deber.
“Que sirvan a los chihuahuenses y no sirvan solo a la persecución que desde hace tiempo se desató en mi contra desde el Gobierno del estado, desde la propia oficina del Gobernador Javier Corral Jurado y desde la oficina de su Secretario de Gobierno, Luis Fernando Mesta”, señaló.
“Construyendo artificialmente un caso que les permitiera continuar con la persecución personal y política en contra de una servidora, todo esto con el fin de entregar el estado a Morena”.
En su mensaje, Campos advirtió que el Estado de derecho está en riesgo, pues lo que le están haciendo a ella se lo pueden hacer a muchos chihuahuenses.