Pedro Sánchez Briones
Agencia Reforma

CHIHUAHUA, Chihuahua.- En la zona donde mataron a tres mujeres y seis niños de la comunidad mormona, el tráfico ilegal de gasolina es un negocio en el que están involucrados grupos criminales.
De acuerdo con testimonios de habitantes, estos grupos advirtieron a la comunidad de mexico-estadounidenses de La Mora, en el municipio de Bavispe, Sonora, que no compraran gasolina en Chihuahua porque financiaban al grupo rival.
Y en Chihuahua, los criminales amenazaron a habitantes para que no se llevaran el combustible a Sonora.
El activista Julián LeBarón indicó que en los últimos meses hubo advertencias de grupos criminales del estado de Chihuahua a habitantes de la región de Sonora a no comprar combustible en suelo chihuahuense.
Explicó que habitantes de la región de La Mora adquirían combustible de Chihuahua por estar más barato que en la entidad sonorense.