Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La Confederación Regional Obrera Mexicana (CROM), central de trabajadores ligada con el PRI, criticó que nuevas organizaciones sindicales se monten en los emplazamientos a huelga o paros para extorsionar a las empresas.
«Nosotros estamos desarrollando bien la práctica sindical y los sindicatos que no están acostumbrados se están oponiendo o la otra, siguen practicando el terrorismo sindical», lanzó Jesús Antonio Peza, secretario general de la CROM Estado de México.
Tras recordar que la CROM tiene más de 100 años en la lucha sindical, Peza sostuvo que en la actualidad «ya no se puede practicar el terrorismo sindical».
«¿Y cuál es el terrorismo sindical? Cuando la Junta te sellaba un emplazamiento a huelga, cuando el pseudo sindicalista no tenía la representación de los trabajadores, iban y se paraban afuera de tu obra o de tu empresa y paraban la fuente de trabajo.
«Aquí y en China eso se llama extorsión, no te pueden obligar a firmar un contrato colectivo de trabajo cuando no tienen la representación de los trabajadores», dijo al participar en una ponencia en el Consejo Nacional de Seguridad Privada.
El 14 de octubre, el Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que la protesta en la refinería de Dos Bocas es producto de una disputa de contratos entre la Confederación de Trabajadores de México (CTM) y la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM).
La CTM aseguró defender los contratos laborales en la refinería y evitar la violencia, aunque descartó un pleito con la CATEM.
Mientras que el senador morenista Pedro Haces, secretario general de la CATEM, dijo que la central obrera «no está metida» en los trabajos de construcción.