Iris Velázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Hugo López-Gatell responsabilizó a las autoridades estatales de deficiencias, e incluso distorsiones, en la información sobre los contagios de Covid-19.
Ello obstaculiza el monitoreo local de la epidemia, indicó el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, por lo que desde ayer fue suspendida la presentación semanal del semáforo de riesgo estatal.
“Decidimos hoy no presentar el semáforo porque identificamos que la información que se transfiere para evaluar el semáforo no es consistente en todos los estados”, dijo López-Gatell.
En la conferencia de prensa vespertina, advirtió que “hay preocupación por lo que ocurre en el nivel subnacional”.
Señaló que muchas de las medidas de prevención dependen de autoridades locales y estatales, pero, reprochó, en algunos casos no hay coordinación, no se toman las medidas dictadas por el semáforo epidemiológico o no se vigila su correcta aplicación
“Hemos presentado aquí, en innumerables ocasiones, que la mayoría o prácticamente todas las entidades federativas tiene un rezago de diagnóstico (…) Pasan semanas y semanas y la mayoría, prácticamente todos los estados, tienen un rezago superior al doble en confirmaciones”, indidó.
Alertó que existe el riesgo de que la reapertura local se haga demasiado rápido, no se cumplan las medidas ni se involucre a la población y la consecuencia sea un aumento de la transmisión del virus.

ASÍ LO DIJO
“Si hay deficiencia de información, porque de origen no se produce a tiempo o, peor aún, porque se distorsiona, no es posible tener un monitoreo apropiado de la epidemia al nivel nacional, sin olvidar que además al nivel estatal se tiene que hacer un monitoreo continuo de la epidemia”.