Staff
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.- El Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, acusó que intereses construidos desde la Ciudad de México, desde los “sótanos del poder”, estuvieron detrás de los desmanes registrados ayer en Guadalajara, tras la marcha por el crimen de Giovanni López.
“Detrás de todo lo que está sucediendo en Jalisco hay intereses muy precisos y muy puntuales construidos desde la Ciudad de México, desde los sótanos del poder, que lo que buscan es dañar a Jalisco.
“Le pido al Presidente de la República que le diga a su gente y a su partido que ojalá y estén midiendo lo que están haciendo, el daño que le están generando al País con este ambiente de confrontación, porque son ellos justamente los que han generado todo esto que estamos viviendo”, acusó.
El Mandatario jalisciense dijo que el interés de un sector de los manifestantes, los que atacaron el Palacio de Gobierno, incendiaron patrullas y prendieron fuego a un policía, era provocar al Gobierno.
Reportó que durante los hechos de violencia resultaron heridos 6 policías y uno fue quemado, además de que se quemaron tres patrullas y se dañaron diferentes zonas de Palacio de Gobierno.
Por estos hechos, reportó el Mandatario, se detuvieron a 22 hombres y 2 mujeres.
Las protestas por el asesinato del joven Giovanni López a manos de un policía municipal subió de tono en la capital del Estado y terminó en enfrentamientos entre el contingente y policías que intentaban frenarlos.