Érika Hernández 
Agencia Reforma

CDMX.- El presidente del INE, Lorenzo Córdova, argumentó que ha sido muy difícil encontrar a los líderes de Fuerza por México para notificarles la orden de devolver 33.9 millones de pesos.

El consejero afirmó que han buscado a los dirigentes involucrados en los domicilios que tienen registrados, pero no los encuentran.

«Ha sido muy complicado, pero estamos en el proceso de identificar los domicilios en los que se pueden hacer estas notificaciones.

«Lo que me preocupa, y lo digo con mucha franqueza, es que estemos frente a una estrategia para tratar de eludir el cumplimiento de las normas. Sabes que te van a notificar y te la pasas escondiéndote», acusó.

El 27 de abril, el Consejo General del INE ordenó al ex secretario de Administración de Fuerza por México, Pablo Enrique Gutiérrez, así como al ex presidente Gerardo Isla, y a la ex secretaria general, Alma Lucía Arzaluz, devolver al INE 33.9 millones que pagaron de manera ilegal a proveedores, la mayoría de ellos empresas fantasma.

De lo contrario, estos debían informar quién fue el responsable de la irregularidad y mostrar las denuncias, incluso penales, por este hecho.

Sin embargo, las autoridades electorales han buscado a estos tres personajes en las direcciones registradas ante el INE, pero se asegura que ahí no viven.

El órgano electoral ha argumentado que las notificaciones se deben realizar de manera personal a los involucrados.

Una vez que se logre hacerlo, los ex líderes tendrán cinco días hábiles para devolver el dinero o notificar al Instituto quién cometió el ilícito.

«Ojalá haya la actitud de miras (de los líderes) y no implique contravenir las reglas», añadió.

Córdova confirmó que hasta el momento las irregularidades detectadas a Fuerza por México por el pago a empresas sospechosas o posiblemente fantasmas suma casi los 100 millones de pesos, como había informado REFORMA.

Afirmó que están a la espera de las investigaciones de la Unidad Técnica de Fiscalización.

¡Participa con tu opinión!