Imelda Robles
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.-Lorena Aguilar, mamá de Evan, el niño de 2 años con cáncer que falleció en diciembre pasado tras sufrir la falta de medicamentos en el IMSS, afirmó ayer que interpuso una denuncia por homicidio por el “cinismo” de las autoridades al negar el desabasto y para evitar más muertes por esta causa.
“Es que (las autoridades) no pueden seguir así, con qué cinismo (niegan el desabasto)”, recalcó en su casa, en el municipio de El Carmen, Nuevo León.
“Están las manifestaciones (de papás) afuera y dicen que sí hay medicamento, y no hay medicamento”, añadió junto a las cenizas de su hijo, que fue atendido en la Clínica 25 del IMSS.
Dijo que el documento lo presentó el lunes en la Fiscalía General de la República, y en él acusa al Presidente, al director del IMSS y al Secretario de Salud federal para impulsar a que más mamás levanten la voz.
“No lo hacemos por dinero. Lo hacemos para que ellos despierten y vean que en realidad no se puede seguir haciendo lo que quieren con la vida de nuestros hijos”.
Expuso que otro punto de quiebre es que se olvidaron de los niños con cáncer por la pandemia.
De acuerdo con Lorena, a su hijo comenzaron a cambiarle medicamentos por el desabasto en julio. Luego, en septiembre y octubre, le faltó vincristina e ifosfamida, lo que provocó su recaída.
“Es inhumano que se quede como un expediente más”, exclamó, “que van falleciendo los niños y los mandan al archivo muerto porque según ellos ya no tienen nada qué hacer”.
Refutó la versión del IMSS, que el lunes aseguró que al niño le brindaron los medicamentos necesarios.
“Entonces digo: cállame la boca enseñándome a todas las mamás donde nadie se está quejando de que hay un desabasto”, expresó.