Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El ex líder del Cártel de Sinaloa Joaquín «El Chapo» Guzmán acusó las condiciones que sufre en una prisión de máxima seguridad en Colorado, en las que cumple una condena a cadena perpetua y pide que el tribunal de ese estado intervenga.
De acuerdo con una nueva demanda civil, que incluye una declaración jurada del ex narcotraficante y a la que tuvo acceso Univision, Guzmán ha «sufrido mucho» y «el trato que recibe es cruel e injusto».
«Debido al trato en ADMAX (la prisión en Colorado) ahora yo padezco dolores de cabeza, pérdida de la memoria, calambres musculares, estrés y depresión», declaró El Chapo, de 64 años.
Según el documento, algunas de las medidas que toma el Gobierno estadounidense para evitar que se escape incluyen revisiones constantes dentro de su celda, cámaras de vigilancia hasta en el sitio donde conversa con sus defensores legales y un análisis minucioso de las cartas que ha escrito.
«El trato que recibo es cruel e injusto, y me está causando que sufra problemas psicológicos y de salud. Yo rezo para que esta corte intervenga», menciona refiriéndose al tribunal federal de Denver que recibió la demanda en octubre de 2021.
«Estoy descartado de tener cualquier contacto verbal o comunicación con otros presos (…). No tengo contacto humano, más que cuando los guardias ponen y remueven mis grilletes».
También alega que no le hacen caso cuando pide atención médica.
El Chapo fue extraditado a Estados Unidos en enero de 2017. En 2019, fue declarado culpable de narcotráfico, asesinato y lavado de dinero en la Corte de Distrito Federal en Brooklyn.

¡Participa con tu opinión!