Jorge Ricardo y Claudia Guerrero
Agencia Reforma

MORELIA, Michoacán.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró ayer que la crisis en la distribución de medicamentos del sector salud ha sido producto de un sabotaje.
Sin mencionar por su nombre a las empresas, el Mandatario reconoció que se trata de compañías privadas que no cumplieron con los contratos para llevar las medicinas a los estados y centros de salud.
En conferencia, consideró que la falla pudo ser provocada por la ineficiencia de los particulares, pero también advirtió sobre un sabotaje al Gobierno que dio por terminados los contratos millonarios con farmacéuticas que se habían beneficiado de los esquemas casi monopólicos operados por pasadas Administraciones.
«Entonces, ya compramos, pero tenemos que crear también la distribuidora, porque desmantelaron todo; entonces, compraban los medicamentos y también contrataban la distribución de los medicamentos», explicó.
«Ahora que compramos los medicamentos, los primeros que llegaron se quisieron distribuir con empresas particulares. Pues no los distribuyeron, ya sea por ineficiencia o por sabotaje. Entonces, se acabó».
López Obrador justificó así su decisión de asignar la tarea de distribución de los medicamentos a las Fuerzas Armadas, que a través de elementos, vehículos terrestres y aeronaves, se han asegurado de hacer llegar las vacunas para prevenir Covid-19.
«Ahora, así como distribuimos las vacunas con el apoyo de las Fuerzas Armadas, así vamos a distribuir todos los medicamentos hasta el más apartado centro de salud, hasta el más apartado hospital», señaló.
El pasado lunes, al concluir una reunión de trabajo con el gabinete de salud, el Presidente designó al General Jens Pedro Lohmann Iturburu, como nuevo titular de Birmex, la distribuidora de medicamentos del Estado.

¡Participa con tu opinión!