Antonio Baranda y Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó ayer que, durante el periodo neoliberal, las empresas privadas engañaron con el ofrecimiento de producir energías limpias, pero sólo para hacer negocios sucios.
Salió de nuevo en defensa de su propuesta de reforma constitucional en materia de electricidad y sostuvo, a pesar de las críticas, que sí se pretende privilegiar el uso de energías no contaminantes.
«La iniciativa que envié es la transición energética, en efecto, el que se vayan utilizando cada vez más energías limpias, no contaminantes y que garanticemos esa transición de manera ordenada», aseveró.
«Pero no como un parapeto para beneficiar a hombres de negocios, para llamarlos amablemente, que en realidad son delincuentes de cuello blanco, saqueadores, que engañaron con lo de las energías limpias para hacer negocios sucios».
Desde Palacio Nacional, López Obrador reiteró que los cambios constitucionales propuestos al Congreso buscan privilegiar el despacho de la energía que se produce en las hidroeléctricas de la Comisión Federal de Electricidad, además de los parques de energía eólica, en el Istmo, y solar, en el estado de Sonora, donde se proyecta un desarrollo de 2 mil hectáreas.
«Vamos a tener un parque para producir energía eólica, con el viento, en el Istmo. Y se abandonó, solo para mencionar un caso, a las hidroeléctricas, se abandonó por completo a las hidroeléctricas. Es más, no se contemplaron como energía limpia, imagínense eso, que la energía producida del agua no es limpia», refirió.
«La iniciativa es para que se contemple la energía de las hidroeléctricas como limpias. Y que tengan posibilidad de generar más energía, y estamos invirtiendo para modernizar 14 hidroeléctricas, cambiando turbinas y producir el doble».
Reiteró que la reforma eléctrica busca beneficiar a las empresas mexicanas, para que tengan acceso a energía con tarifas más económicas.
«En este caso de la industria eléctrica, la mayoría de los empresarios se beneficia con la reforma que estamos proponiendo, la inmensa mayoría. ¿Quiénes son los que están en contra?, pues los que están recibiendo los privilegios. Pero esos privilegios los puede recibir Oxxo o Wal-Mart, pero no el pequeño comerciante ni el pequeño empresario», agregó.