Durante el mes de junio pasado, la inflación general del Índice Nacional de Precios al Consumidor se ubicó en 5.88%, siendo el cuarto mes consecutivo que se presenta por arriba de la meta prevista por el Banco de México que es del 3% y que considera además un rango del 1%.
De acuerdo con la actualización de este informe del INEGI, productos como el jitomate, gas licuado de petróleo, tortilla de maíz, transporte aéreo, la naranja, la carne de res, la vivienda y la carne de cerdo, además de lo inherente al sector de alimentos como restaurantes, loncherías, fondas y taquerías, es donde se tuvieron más aumentos en sus precios.
Mientras que los artículos con precios a la baja son el huevo, chile serrano, tomate verde, limón, uva, pepino, pollo, chiles frescos, plátano y papaya, durante el mes de junio reportaron estar más al alcance del comprador.
El informe del INEGI indica que en junio de este año, el INPC registró un aumento del 0.53% respecto al mes de mayo, con lo que el resultado de la inflación general alcanzó una variación del 5.88% ya citado.
En el comparativo al mes de junio pero de 2020, la inflación que se reportó fue del 0.55% mensual y de 3.33% anual.
Por lo que respecta al Índice de Precios Subyacente, se tuvo un aumento mensual de 0.57% y anual de 4.58%, en tanto que el Índice de Precios No Subyacente presentó un alza de 0.42% mensual y de 10% anual.
En cuanto a los precios subyacentes, se presentaron crecimientos mensuales en los precios de distintas mercancías en 0.65% y de 0.48% en los servicios; mientras que al interior del Índice de Precios No Subyacentes, el valor de los productos agropecuarios subieron 0.05% y los de energéticos y tarifas autorizadas por el Gobierno, crecieron en un 0.71%.
En el informe del INEGI se presenta una anotación en donde señala que, dadas las medidas adoptadas por la institución ante el estado de emergencia sanitaria que tiene su origen en el COVID-19, a partir de abril del año pasado y mientras dure la contingencia, la medición del INPC, seguirá utilizando medios electrónicos como el internet, correo electrónico, teléfono y otras tecnologías de la información, para obtener cotizaciones, en tanto sea posible retomar la visita directa a los comercios.