Érika Hernández y Claudia Salazar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La intromisión del Presidente Andrés Manuel López Obrador llegó a la Fiscalía General de la República, luego de que el PRD lo acusó de peculado, al usar sus conferencias mañaneras con fines electorales.
Se trata de la primera denuncia penal que se suma a las cinco quejas que analiza el INE y el órgano electoral de Nuevo León contra AMLO, por presunta intromisión en la contienda.
En la denuncia presentada ante la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales, el PRD argumenta que las mañaneras implican usar recursos materiales y humanos que son pagados con los 17 millones de pesos que tiene asignados la Oficina de la Presidencia, además del presupuesto del Centro de Producción de Programas Informativos y Especiales (Cepropie), a cargo de Gobernación.
En el documento, dirigido al Fiscal Alejandro Gertz, se detallan todas las ocasiones en las que López Obrador ha hablado en Palacio Nacional sobre temas electorales.
“Es clara la indebida conducta desplegada por el titular del Ejecutivo federal, ya que está destinando y utilizando, de manera ilegal, los bienes y servicios que tiene a su disposición al apoyo del partido que representa (Morena).
“También en perjuicio de candidatos de los partidos políticos que considera de Oposición, lo cual constituye una frontal intervención e injerencia directa en los procesos electorales”, indica la denuncia.
Para el presidente del PRD, Jesús Zambrano, López Obrador es “un delincuente electoral confeso”. “Reconoció antier que interviene en las elecciones”, destacó el perredista.