Al encabezar los trabajos de la X Asamblea Plenaria de la Mesa de Seguridad y Justicia, el gobernador Martín Orozco Sandoval hizo un llamado a las corporaciones policiacas de los tres niveles de Gobierno, a diseñar estrategias, así como una mayor coordinación ante un posible incremento de delitos del fuero común como consecuencia de las dificultades económicas y la contingencia sanitaria.

El mandatario explicó que en el Gobierno del Estado se ha tenido visión de futuro, y por ello, desde el inicio de la emergencia en materia de salud la administración estatal desarrolló estrategias para contener los problemas económicos, por lo que ahora es momento de prever focos amarillos en la seguridad, derivado de esta situación y es el momento oportuno para desarrollar una estrategia de prevención y control.

Señaló que para ello, los gobernantes tienen la responsabilidad de actuar de manera anticipada frente a diversas problemáticas que van presentándose en el entorno, para ello se requiere una visión amplia y el conocimiento puntual del comportamiento de la sociedad.

Durante la reunión los responsables de seguridad en los tres niveles de Gobierno presentaron resultados sobre el primer semestre del 2020, en donde se identificó que durante la contingencia se redujeron los delitos en casi todas sus modalidades. Asimismo, se presentaron metas enfocadas a fomentar trabajos articulados y multidisciplinarios entre la sociedad civil, sector privado y los tres niveles de Gobierno, a fin de construir paz y garantizar el Estado de Derecho en la entidad.

Finalmente, Orozco Sandoval agregó que a través del Instituto Aguascalentense de las Mujeres y el Instituto Aguascalentense de la Juventud se desarrollarán programas sociales enfocados a prevenir temas de violencia, pues destacó que una de las fortalezas para combatir conductas antisociales y delincuenciales es la unión de los integrantes que conforman una familia, que involucra todas aquellas con distintas variantes y diversidades.