Staff
Agencia Reforma

LONDRES, Inglaterra.-Los Ministros de Finanzas del G7 anunciaron ayer un compromiso “histórico” para aplicar un impuesto mínimo global de al menos el 15 por ciento a las empresas multinacionales, en particular los gigantes de internet como Amazon, Google y Facebook.
Tras una reunión de dos días en la capital británica, los representantes de Reino Unido, Francia, Italia, Canadá, Japón, Alemania y Estados Unidos acordaron que las grandes firmas paguen más impuestos en los mercados donde venden, lo que daría fin a la evasión fiscal.
La decisión apunta principalmente a las empresas tecnológicas, muchas de ellas estadounidenses, que pagan impuestos irrisorios a pesar de obtener beneficios de decenas o incluso cientos de miles de millones de dólares, gracias a qué están domiciliadas en países donde la tasa del impuesto de sociedades es muy baja o incluso nula.
El acuerdo abre camino a un pacto global. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) lleva años coordinando negociaciones fiscales entre 140 países sobre normas para gravar los servicios digitales transfronterizos. Las naciones de la OCDE y del G20 pretenden llegar a un consenso sobre ambos temas a mediados de este año.