Iris Mabel Velazquez Oronzor
Agencia Reforma

A un día de que se reactivaran las clases, alumnos han vuelto a cuentagotas a los planteles educativos ante el incremento de casos de Covid-19 ocasionados por la variante Ómicron.

Algunos padres de familia decidieron enviar a sus hijos a la escuela pues aseveran que «hay que aprender a convivir con virus», mientras otros esperarán a que pasen al menos otras dos semanas para esquivar aquellos contagios que se pudieron dar en las celebraciones de fin de año.

Personal de las escuelas estima que la asistencia todavía cae a cuentagotas. En algunos salones en el Valle de México, dicen, incluso hay dos o tres niños.

La señora Pamela aguarda al exterior de la Escuela Primaria José María Morelos y Pavón en Tlalnepantla, Estado de México, para hablar con la directora sobre los cambios constantes de docentes en el quinto grado. Ella considera que aunque maestros justifiquen ausencias por salud o por motivos personales, los niños necesitan forjar los lazos con una figura fija frente al grupo.

Ella fue una de las madres que tomó la decisión de esperar a que se descarten contagios y su hijo vuelva con mayor seguridad.

«No necesitas ser un experto para notar que cada vez hay más casos. En la colonia de acá, de a lado, hacen pruebas Covid en el centro de salud y en los laboratorios y las filas son grandes. En Vallejo también hacen pruebas y la gente está sentada en la calle. Nosotros nos vamos a esperar a que todo esto baje», comentó.

«Cuando en las noticias digan que ya bajó, nos sentaremos y platicaremos a ver si es conveniente, mientras no, que siga en casita. Él sí, sí quiere volver. A veces le digo que invite a su mejor amigo y que sigan las clases juntos, y nos organizamos su mamá y yo, pero sólo uno y que sabemos que su familia se cuida», agregó.

En tanto, la señora Maira Gabriela llamó a que por la temporada de frío y con la llegada de una nueva variante se refuercen los filtros de seguridad, al aseverar que algunos niños han logrado ingresar con síntomas de enfermedades respiratorias.

«Lo que sí me incomoda un poco es que de repente que hay niños que sí han tenido como gripa y sí los traen a la escuela. Y sí estoy inconforme, porque pues si habían dicho que tenían algún síntoma, pues que no los trajeras para no tener peligro a los demás niños. A mi hija le dio gripa, porque la pusieron con una niña que tenía (en diciembre)», contó la madre de una alumna de cuarto grado.

«Por eso ya no la traje yo cuando empezó con gripa, antes de que salieran de vacaciones pasó todo esto. Ahora con lo de en línea y eso estaban un poco atrasados, mi hija tomaba dos veces al día clases, dos horas máximo y pues no», añadió.

Al respecto, Guadalupe López, madre de Leilany Vanessa, consideró que aún se deben realizar más esfuerzos para mejorar los aprendizajes de los educandos.

«Son muy poquitas clases las que se están dando, la verdad. En línea prácticamente nadie da la clase, o sea sí ya tiene que ser presencial sí o sí, bueno en el grupo que ella va así es, por eso la mando», expuso.

En la primaria «Instituto Melchor Ocampo», también en Estado de México, el señor Carlos Garrido, padre de Danna de segundo grado, aseveró que hay que adaptarse al contexto actual.

Comentó que a inicios de la pandemia eran estrictos con las medidas y aun así él y su madre contrajeron el virus. Ahora, asevera, tienen mayor confianza porque la mayoría de los miembros de su familia están vacunados contra el SARS-CoV-2.

«Le perdimos ya el miedo de cierto modo a la pandemia y pues ahora sí que es necesario que vengan a estudiar, aquí están tomando las medidas precautorias de no tener a los niños muy juntos, el gelecito tratamos de cubrir los protocolos y siento que es un poco seguro, por eso sí la traigo», indicó.

«La vida continúa y hay que estudiar, trabajar y continuar con esto, no podemos quedarnos en la casa así con el miedo. Sí la traigo porque la pandemia es algo que tenemos que aprender a vivir con ello, tomamos las precauciones necesarias hasta donde nuestro alcance nos lo permite y yo creo que hay lugares donde podemos adquirir el virus», opinó.

¡Participa con tu opinión!