Con la llegada de la nueva administración capitalina 2021-2024, la Dirección de Reglamentos emprende un proceso para reducir la contaminación acústica en las colonias citadinas, y para ello se generarán propuestas de carácter legal para que intervenga el Cabildo de Aguascalientes y posteriormente se llevarán al Congreso del Estado para que las medidas sean homologadas en la Ley Municipal y permeen en las 10 demarcaciones.

David Ángeles Castañeda, director de Reglamentos Municipales, adelantó que la Comisión de Reglamentos y de Mercados del Cabildo de Aguascalientes recibirá una iniciativa, porque el objetivo es que la Dirección de Reglamentos no sea la única que haga la verificación de este serio problema en la ciudad capital.

Agregó que la propuesta de solicitar al Congreso del Estado su participación en esta materia es para propiciar y dar mayores incentivos a todos los municipios del estado de Aguascalientes para que hagan la verificación y sobre todo la obligatoriedad de evitar la contaminación acústica, es decir, que sean varias instancias quienes puedan intervenir y no sólo Reglamentos.

Las instancias que podrían intervenir de acuerdo con la propuesta, son la Secretaría de Seguridad Pública, la Secretaría de Desarrollo Urbano, la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable, ésta última instancia como responsable de evitar la contaminación auditiva.

David Ángeles Castañeda precisó que el objetivo es generar medidas para lograr que los generadores de ruido dentro o fuera de sus hogares y que afectan a sus vecinos, paguen una multa económica o bien hacerles efectivo el arresto por 36 horas.

En este proceso apoyará mucho la aplicación de los Juzgados Cívicos en el Municipio de Aguascalientes, porque los elementos policiacos podrían llevar ante el juez al infractor por ruido y que se le apliquen las sanciones correspondientes.

Por otro lado, informó que las licencias reglamentadas y especiales distribuidas en más de 200 giros estarán siendo supervisadas para detectar aquellas que operan en rubros diferentes al otorgado.

“Actualmente, los mayores problemas se detectan en establecimientos de bares y cantinas. También hay restaurantes con venta de alcohol y cerveza con los alimentos, y no lo están haciendo de esa manera. Después se entrará a regularizar a otros giros como los abarrotes, las marisquerías”, comentó finalmente.