Sineli Santos
Agencia Reforma

CDMX. -Red Bull no dejará de confiar en Sergio Pérez pese a su tropiezo en el Gran Premio de la Emilia-Romaña.
El octavo puesto que rescató el mexicano no le ayudó a defender el subliderato, pues se quedó con 107 puntos por los 113 de Charles Leclerc, de Ferrari.
Las 6 unidades de desventaja no deberían ser un problema para Checo al contar con uno de los mejores monoplazas de la parrilla, así que, en Mónaco, donde ya ganó en 2022, se espera que retome su mejor forma.
«Creo que es sólo una cosa menor, vamos a ver en Mónaco el próximo fin de semana, y luego nos vamos de Europa de nuevo (por el GP de Canadá). Creo que es sólo una cosa puntual. Siempre le ha ido bien en Mónaco, así que ya veremos.
«Es un calendario de 24 carreras y él ha tenido un gran comienzo de año y su enfoque ha sido muy fuerte y ha cambiado un poco su enfoque este año. El resultado de hoy fue dictado por la clasificación (de Imola)», dijo Christian Horner, jefe del equipo de las bebidas energéticas.
Hasta ahora, el tapatío no ha llegado a un acuerdo con los austriacos sobre la renovación, pero estos inconvenientes en pista retrasan el proceso.