El Instituto Municipal de Salud Mental aconseja a los padres de familia que, durante el periodo vacacional de los niños, les asignen actividades que promuevan la comunicación y la unión familiar. Brenda Yaneli Barrientos Delgado, responsable de la institución, subrayó la relevancia de este tiempo para consolidar los vínculos familiares y prevenir que el estrés por la convivencia prolongada en el hogar, particularmente para las amas de casa, desencadene violencia doméstica o conflictos conyugales.
“Es crucial que, durante estas vacaciones, las familias dediquen tiempo a planificar actividades juntas que beneficien tanto a los niños como a los adultos. La dinámica cambia para todos, y adaptarse es esencial para asegurar un ambiente armónico”, indicó.
El instituto sugiere actividades como visitar parques locales, organizar juegos de mesa en familia y promover la inclusión de todos los integrantes en las tareas domésticas. También se alienta a las madres a repartir responsabilidades en casa para participar más activamente en las actividades familiares.
“Identificar alternativas accesibles y adecuadas para cada hogar es vital, ya que no necesariamente requieren de un gran desembolso económico. Lo fundamental es el tiempo de calidad compartido y fomentar una convivencia familiar sana y enriquecedora”, concluyó.