En la semana que termina, fue anunciada la entrada en operación del gasoducto que permitirá el suministro de gas natural desde la cuenca de Waha en Texas, hasta el centro de México, y de esta manera, se podría presumir que se tendrá el acceso al combustible más barato del mundo.
Quien hizo el anuncio a través de un comunicado publicado en su página oficial fue la empresa Fermaca, una de las más importantes del sector energético mexicano y la segunda operadora de infraestructura privada de transporte de gas natural en el país. Así pues, dio a conocer la entrada en operación del gasoducto Villa de Reyes-Aguascalientes-Guadalajara, el cual tiene una longitud de 388 kilómetros.
LO QUE FALTABA. Se trata de la última sección que faltaba por completar del sistema que ha sido denominado “Wahalajara”, en el que se aplicó una inversión de 658.5 millones de dólares, con una capacidad de transporte combinada de más de 5 mil 331 millones de pies cúbicos de gas natural por día.
Con este último tramo se completa un sistema de gasoductos de 2 mil 23 kilómetros entre México y Estados Unidos, de los cuales mil 828 kilómetros se encuentran en territorio mexicano. En el comunicado se indica que esta red de gasoductos permite a la empresa aportar con desarrollo y energía para el sector eléctrico, incluida la CFE e industrias.
DESPUÉS DE TRES AÑOS. Cabe citar que la empresa de referencia ha invertido más de 3 mil millones de dólares en el desarrollo de infraestructura energética en México; en tanto que el gasoducto Villa de Reyes-Aguascalientes-Guadalajara, que inició su construcción el 16 de diciembre de 2017, materializa una inversión física de 568,5 millones de dólares.