Iris Velázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), y la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic) emitieron ayer una alerta sanitaria para advertir sobre los riesgos que implican los vapeadores, cigarros electrónicos o productos de tabaco calentado.
Resaltaron que el impacto nocivo en la salud pulmonar por el uso de estos productos es alarmante, por derivar de carcinógenos, sustancias tóxicas y emisiones en forma de aerosol, además de ser altamente adictivos.
Estos productos emergentes son distinguidos popularmente en dos categorías: los cigarros electrónicos (E-cig), también conocidos como vaporizadores, y los productos de tabaco calentado.
Pueden ser identificados como Sistemas Electrónicos de Administración de Nicotina (SEAN), Sistemas Similares Sin Nicotina (SSSN) y Sistemas Alternativos de Consumo de Nicotina (SACN).
Contienen niveles importantes de metales como cadmio, níquel, plomo, entre otros, los cuales representan un riesgo a la salud.
Ejemplificaron que un cartucho que contiene 5 por ciento de sal de nicotina es equivalente a entre uno y tres paquetes de cigarrillos.
«Estas altas concentraciones de nicotina tienen efectos adversos a largo plazo en el desarrollo del cerebro de niños, niñas, adolescentes y fetos en formación», reportaron.
Advirtieron que provocan daños respiratorios por la inflamación del tejido pulmonar, causando padecimientos como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), asma y cáncer; afectaciones cardiovasculares y disfunción eréctil.
La alerta se emite tras una revisión técnico científica por parte de personal especializado, quienes consideraron que el impacto nocivo del uso de este tipo de productos en la salud pulmonar es alarmante.

¡Participa con tu opinión!