La concesionaria de agua potable y alcantarillado ofrece un plan para que los usuarios que tienen un adeudo se pongan al corriente, pero el servicio que aporta está lejos de ser lo medianamente óptimo, consecuentemente no asume el compromiso de mejorar la atención y en cambio aplica el viejo sistema de que la empresa siempre gana.

Si el faltante del líquido fuera esporádico podría aceptarse como algo normal en una red tan amplia, pero las quejas son a diario desde distintos rumbos de la ciudad sin que se ofrezca una solución, sin embargo lo más lamentable es el silencio total de la presidencia municipal, que por ley es la que está obligada a proporcionar esta prerrogativa natural de los habitantes y la cual delega a una firma privada, lo que no significa que se desatienda de su obligación primaria.

Existe por ahí un ente denominado Comisión “Ciudadana” de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Aguascalientes (CCAPAMA), que se supone está para vigilar que Veolia cumpla puntualmente con sus deberes, pero lejos de ello se ha convertido en su virtual vocero y defensor, por lo que anuncia programas y propone soluciones que sólo favorecen a la compañía francesa.

Tal es su celo que el pasado 22 de noviembre el titular de ese organismo, Refugio Muñoz de Luna, dio a conocer que la cartera vencida que registra la intermediaria asciende a 1,100 millones de pesos, por lo que se anuncia un plan de facilidades para que los deudores atiendan esa responsabilidad. Seguramente que en toda la República no hay un gobierno local que se preocupe tanto por lo que le pasa a una empresa privada y que además se inmiscuya en la solución, asumiendo el lugar de socio y no de auditor, que es, en esencia, el papel que debería cumplir.

Hasta la fecha el actual ni los anteriores alcaldes han explicado las razones que hay para que el Ayuntamiento invierta cientos de millones de pesos cada año en el sistema de agua potable, cuando su único papel sería la de vigilar que Veolia cumpla lo que establece el título de concesión. Que se sepa ninguna empresa particular recibe el trato preferencial que tiene la concesionaria, por el contrario, lo único que hace la autoridad municipal es cobrar impuestos y derechos, pero no auxilia a ningún negocio con tal carretada de billetes.

Según el funcionario, el adeudo significa el 30% de los 314,000 usuarios que registra esta capital, por lo que estableció que hay que “seguir trabajando en las campañas de concientización y de sensibilización de los usuarios para que paguen en tiempo y forma, aunque el comportamiento de los ciudadanos se encuentra en constante mejoramiento”.

Así mismo, se dolió por el nivel de vandalismo que tiene lugar, que va desde daños al equipo de los pozos, principalmente a las bombas, hasta el robo de cableado, lo que según él motiva que durante más de una semana se suspenda en el área correspondiente el suministro del vital elemento.

Para enfrentar el faltante que presentan varios sectores “se le apuesta tanto a los proyectos de las reservas oriente, nororiente y poniente, a fin de tener almacenada agua en tanques grandes y de esta manera contrarrestar las fallas que pueda sufrir algún pozo”, inversión que por cierto corre a cargo del Municipio y no de Veolia.

YA ERA TIEMPO

El propósito que planteó el Colegio de Economistas de Aguascalientes, de integrar una comisión que se encargue de evaluar el desempeño del Congreso del Estado, cae “como anillo al dedo” – como dijera aquél -, al ser la única manera de que se conozca si los diputados acatan lo que establece la ley y atienden los compromisos que asumieron en campaña.

Al iniciar una Legislatura se escucha el mismo estribillo, que “esta vez” sí habrá orden, entrega y cumplimiento en todos sus deberes, pero tres años después dejan un tiradero que la siguiente trata de levantar, pero es sólo parcialmente, por lo que hacen como que hacen y sólo se hacen, relegando iniciativas que tienen varios trienios en “estudio” y a las que se agregan las que a su vez ellos dejan.

Los economistas dieron a conocer que han creado una comisión encabezada por el ex presidente del colegio, Jael Pérez Sánchez, al considerar que los “comisionados populares” no han sido evaluados por los aguascalentenses, de ahí que “ya es tiempo de conocer su comportamiento y su trabajo de representación del pueblo”.

El plan es generar una metología seria y transparente, en la que no se busca aplaudir o señalar a los diputados por su trabajo, sino lograr una retroalimentación sobre la gestión de cada uno de los 27 que integran la LXV Legislatura local.

El resultado de cada evaluación se presentará en una página electrónica para que la sociedad esté al tanto, al mismo tiempo que puedan consultar la metodología, misma que se encuentra en proceso de estructuración, por lo que en un plazo de tres a cinco meses estará lista.

Lo que debería hacer directamente el Congreso y que no realiza por razones simples de entender, es informar amplia y continuamente de lo que lleva a cabo cada diputado, por lo que los economistas se encargarán de esa tarea, de manera que los ciudadanos que deseen saber el comportamiento del diputado de su distrito y de los que están por la vía “plurinominal”, podrán consultar la página que en su momento se informará cuál es la liga electrónica a la que se pueda acceder.

Se podrá saber algo tan simple como si acuden o no a sus oficinas del parlamento, cuántas iniciativas presentan, en qué sentido va cada una de ellas y cuál es el provecho que tendrá la comunidad de lo que plantean, y de esta propuestas cuántas fueron aprobadas o por qué quedaron en reserva y por cuánto tiempo.

Pérez Sánchez, que es también vicepresidente regional de la Federación Nacional de Colegios de Economistas, señaló que se necesita evaluar a los diputados y sobre todo que se haga visible todo lo que hacen en su encomienda, principalmente determinar la labor que desempeñan y los frutos.

Sostuvo que “es lamentable, pero el trabajo de los diputados nadie los vigila, no hay indicadores que evidencien la calidad y el buen o mal desempeño de los representantes populares”, por lo que ellos, como agrupación de la sociedad, se proponen cubrir este hueco. Reflexionó que no es lo mismo en el caso de los alcaldes, porque ahí es fácil distinguir su calidad de trabajo en los servicios públicos que aportan, “pero los diputados es una instancia que no se ve hacia la ciudadanía”.

Sobre aviso no hay engaño, de manera que los diputados, que pese al poco tiempo que llevan en el encargo están en la hamaca, ya saben que tendrán un marcaje particular, por lo que desde ahora todos sin excepción deben presentar cuentas positivas a la colectividad, de lo contrario en un plazo no mayor de cinco meses serán sacados a balcón.

NO GASTE TODO

Frente a las insistentes campañas comerciales para que “invierta” su aguinaldo, ahorro y bonos en productos personales y para el hogar, reflexione un momento sobre lo que le espera en los primeros meses del año próximo, por lo que no está por demás ser previsor y guardar una parte de ese dinero para enfrentar la situación. Es un recurso extra que se espera con gran interés y es justo, también, que se dé una satisfacción, por lo tanto, adquirir algo que ha anhelado por largo tiempo y tiene con qué hacerlo debe dar ese paso, pero sin olvidar que sólo se debe gastar una parte en las fiestas decembrinas. El ingeniero Alberto Aldape Barrios, director del Centro de Investigación y Desarrollo Empresarial (CIDE), lanzó la voz de alerta al considerar que la cuesta de enero podría ser “la peor de los últimos 21 años”, situación que es alimentada por la elevada inflación, por el exceso en el gasto público y por el aumento de precios en productos importantes, como el gas LP, las gasolinas y la energía eléctrica. Resaltó que la tristemente célebre “cuesta de enero” se presenta porque se gasta todo el ingreso extra que se recibe en diciembre anterior y se asumen deudas que agravan las condiciones económicas personales y familiares, por consiguiente recomienda hacer un esquema de ahorro, porque ese “guardadito” lo sacará de apuros durante el primer trimestre de 2022, que es cuando más podría reflejarse la importancia de haber sido o no precavido.

 

¡Participa con tu opinión!