Abel Barajas
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Genaro García Luna tuvo ingresos presumiblemente ilícitos por al menos 27.3 millones de pesos durante su paso por la Agencia de Investigación Criminal y la Secretaría de Seguridad Pública federal, según lo documentó la Fiscalía General de la República (FGR).
La orden de aprehensión contra el ex mando policiaco por el delito de enriquecimiento ilícito revela que se trata de ingresos adicionales a los 23.4 millones de pesos que percibió como servidor público en los sexenios de Vicente Fox y Felipe Calderón.
El expediente sobre García Luna, preso desde 2019 en Estados Unidos donde enfrenta acusaciones de narcotráfico, precisa que entre 2000 y 2012 recibió depósitos bancarios de personas no identificadas por 15 millones de pesos y participó en la compra-venta de al menos cinco inmuebles por 9.7 millones de pesos.
También hizo pagos no identificados por 2.3 millones de pesos a tarjetas de crédito y adquirió un vehículo de más de 617 mil pesos, cuya forma de pago tampoco pudo ser identificada por las autoridades investigadoras.
En esos años nunca tuvo un ingreso legal distinto al que percibía en el servicio público, según la imputación de la FGR, basada en las declaraciones patrimoniales que rindió el ex mando policiaco ante la Secretaría de la Función Pública (SFP).
Las operaciones inmobiliarias imputadas por la SFP y la FGR corresponden a bienes localizados en CDMX y Morelos.
El caso de enriquecimiento ilícito es sólo una de las tres órdenes de aprehensión que García Luna tiene en México. Las otras están relacionadas con el caso «Rápido y Furioso» y con las concesiones con sobreprecio de los penales federales a empresas inmobiliarias.