Isabella González
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Para las autoridades estadounidenses, los mexicanos son los extranjeros que presentan razones más justificadas para solicitar protección en ese país por temor a su seguridad ante una deportación.
Un estudio de la Oficina de Responsabilidad del Gobierno de Estados Unidos (GAO, por sus siglas en inglés), que trabaja para el Congreso, estableció que desde 2014 hasta los primeros meses de 2019 los mexicanos representaron el mayor número de casos con miedo razonable entre el total de personas que está sujeto a proceso de deportación.
Los extranjeros tienen derecho a pedir a EU protección contra la persecución y la tortura en su país de origen, para lo cual basta con expresar a un oficial de inmigración que tiene miedo de ser deportado, con lo que logra la oportunidad de ver al oficial de asilo y contar su caso.
Estadísticas del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de EU (USCIS, por sus siglas en inglés) establecieron que en 33 por ciento del total de los casos de miedo razonable registrados los mexicanos tenían razones para pedir protección y no regresar a México.
Los hondureños son el segundo grupo, con 22 por ciento de casos identificados como de miedo razonable; le siguen los salvadoreños (19 por ciento) y los guatemaltecos (18 por ciento).
Según el informe, de 2014 a 2016 los casos de mexicanos hallados como razonables por las autoridades estadounidenses se mantuvieron en los 2 mil 900.
Para 2017 y 2018, los expedientes de mexicanos aumentaron a 3 mil 600. En total, los mexicanos acumularon 17 mil 449 casos por miedo razonable de 52 mil 486 en total en el periodo analizado por la GAO.
Ante estos expedientes, los oficiales de asilo no toman la determinación final, sino que envían los casos de miedo razonable a consideración de un juez de inmigración para ver si la deportación debe ser suspendida o cancelada debido a que la persona puede sufrir persecución o tortura.
La GAO, que proporciona servicios de auditoría, también reportó los casos de miedo creíble de 2014 a 2019, los que corresponden a personas que cuando llegan a Estados Unidos y son detenidos o se presentan ante agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) solicitan asilo.
En esta situación, los mexicanos representan apenas el ocho por ciento de los casos que son identificados como miedo creíble.
Los paisanos son el cuarto grupo, después de los salvadoreños (25 por ciento), los guatemaltecos (22 por ciento) y los hondureños (19 por ciento).
En general, la GAO reportó que en los últimos seis años los casos identificados como de miedo creíble y miedo razonable aumentaron.
De 2014 a 2019, los casos de ambas situaciones pasaron de 56 mil a 109 mil.
La dependencia estadounidense destacó, además que, los casos de miedo creíble en los dos primeros cuartos de 2019 superaron los casos de todo el año de 2014 y 2015.