Natalia Vitela
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Luego de que el Inegi reportara 108 mil 658 muertes atribuidas a Covid-19 entre de enero y agosto de 2020 y la Secretaría de Salud sólo 75 mil 955 en el mismo lapso, el subsecretario Hugo López-Gatell explicó que esto se debe a que las estadísticas de la Ssa son en tiempo real, pero incompletas.
“Como lo hemos admitido desde el inicio de la epidemia, son estadísticas incompletas en la medida que no incorporan otras fuentes de información que llevan un plazo más largo de recabar y estas otras fuentes como son los certificados de defunción y las actas de defunción”, explicó.
Sin embargo, precisó que estos datos sí forman parte del análisis coordinado por la Secretaría de Salud sobre exceso de mortalidad.
De acuerdo con la Ssa, mientras el Inegi utiliza los datos de los certificados de defunción, la dependencia se basa en los registros del Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Enfermedad Respiratoria Viral (Sisver).
La Ssa detalló que para enero-agosto de 2020 Renapo reporta 113 mil 954 muertes por Covid, en tanto que el Grupo de Exceso de Mortalidad, 126 mil 299.
Ruy López Ridaura, director del Cenaprece, añadió que la estadística que presenta el Sisver es menor porque es un sistema de vigilancia toma datos confirmados, pero hay un grupo de defunciones que no son confirmadas.
Al respecto, Malaquías López Cervantes, experto de la UNAM, explicó que la Ssa no puede abarcar las distintas fuentes de información.
“Por ejemplo, un hospital privado no siempre notifica a la Secretaría, tampoco se pueden reconocer personas atendidas en domicilios y tampoco recaba datos de las entidades que tienen mecanismos propios”.