Claudia Guerrero y Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Luego de que Porfirio Muñoz Ledo asegurara que el Presidente Andrés Manuel López Obrador tiene un pacto con el narcotráfico, el Mandatario dijo ayer que se trata de acusaciones vulgares, bajas, corrientes y temerarias, que solo pueden atribuirse a la avanzada edad del ex diputado de Morena.
Expresó su molestia por los señalamientos de quien fuera presidente de la Cámara de Diputados y consideró que, cuando se cumplen ciertos ciclos, es mejor retirarse de la vida pública, para no hacer el ridículo.
«Es realmente muy corriente, muy vulgar todo esto. Lo lamento porque, por ejemplo, el licenciado Muñoz Ledo me conoce muy bien y se atreve a sostener que el gobierno tiene vínculos con el narcotráfico. Es un juicio sin fundamento, temerario», soltó.
«Y yo creo que es un asunto de nostalgia y, con todo respeto, de la edad. Por eso yo no puedo seguir una vez que se concluya mi periodo. Porque lo peor que puede pasar en política es que haga uno el ridículo y, si uno tiene demasiado apego al poder o se encariña con el poder, puede cometer muchos errores. Ya se tiene un ciclo y estarse en paz».
El jueves pasado, durante la plenaria de la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe (Copppal), encabezada por Alejandro Moreno, el cuestionado líder del PRI, Muñoz Ledo sostuvo que el Presidente tiene una alianza con el narcotráfico, que busca heredar a su sucesor, con el objetivo de tener mayor poder.
«Debe entender Andrés Manuel López Obrador que su contubernio o alianza con el narco no es heredable, porque éstos, como lo han hecho siempre y en todas partes, en todas plazas políticas, se entienden con el que va a llegar», aseveró.
Sin pregunta de por medio, el Presidente arremetió ayer contra el embajador y aprovechó para responder a señalamientos similares, realizados por el ex candidato presidencial del PRI, Francisco Labastida quien, dijo, carece de autoridad moral.
Exigió a sus acusadores presentar pruebas de sus dichos o dejar de calumniarlo.
«Acerca de los vínculos con el narcotráfico, si tienen pruebas, que las presenten, que dejen de calumniar. Es muy lamentable, vulgar, bajo. Pero tampoco crean que me preocupa mucho, en primerísimo lugar porque estoy muy tranquilo con mi consciencia, y en segundo lugar porque es falso, completamente falso», afirmó.
«Yo no establezco relaciones de complicidad con nadie, por eso puedo enfrentar a la mafia del poder, a los delincuentes dedicados a la violencia, a la delincuencia organizada y a la delincuencia de cuello blanco, sí puedo enfrentarlos».

Agradece a Peña
López Obrador también rechazó que su triunfo en las elecciones de 2018 sea producto de un pacto con el ex Presidente Enrique Peña Nieto,
Recordó que, desde su discurso de toma de protesta, agradeció al ex Mandatario priista el no haber intervenido en esos comicios, a pesar de las presiones de sectores empresariales que impulsaban la idea de una alianza contra Morena.
«¿Peña Nieto es demócrata?», se le cuestionó.
«En su comportamiento con relación a la elección actuó con apego a la legalidad, eso es todo lo que puedo decir», respondió.
Aunque López Obrador y Muñoz Ledo han mantenido cercanía desde hace décadas, el contacto entre ambos se ha enfriado en lo que va de esta Administración, a medida que el ex diputado federal ha criticado las decisiones y políticas públicas de la 4T.

¡Participa con tu opinión!